EDITORIAL


En este mismo medio día a día se ha ido publicando una serie que se ha denominado; Capsulas Constitucionales.

En ellas, se han ido destacando diferentes aspectos de lo que nos dice el Texto Constitucional y que, bajo la mirada de gente común, de gente razonable, de la gente de la “calle”, sin mas representatividad y responsabilidad, que ser jefe o jefa de hogar, de cumplir en su trabajo cotidiano, de educar a sus hijos o hijas, de ser tíos o tías, de ser abuelos, de llevar una vida armoniosa y responsable, son inaceptables para su forma de ser.

Son variados los temas y algunos de ellos traen cambios significativos a lo que siempre hemos conocido y aceptado, como muy necesarios para la convivencia de nuestra sociedad.

Por ejemplo; se elimina una institución histórica como es el Senado de la República, que actúa como un sano equilibrio de poder ante la Cámara de Diputados. Dicen que se reemplaza por la Cámara de las Regiones, pero si uno analiza sus atribuciones, claramente no es cierto. Primero son de una incumbencia distintas y muy disminuidas con las actualmente conocidas, y de manera clara con aquellas que vienen en el texto constitucional. En consecuencia, es imposible que la llamada Cámara de Regiones actúe como contrapeso a la Cámara de Diputados.

En Educación; se establece un Sistema Nacional de Educación y se fijan los principios y bases en la que se debe centrar todo proyecto educativo, además democrático y con participación de la comunidad educativa; como así también, que el eje principal, será la educación estatal. Pero lo que no dice el texto constitucional y tampoco se hace cargo de la realidad, es que abiertamente desconoce la existencia de esos miles de niños que se forman en la educación particular subvencionada, en la particular o, en el caso de la educación superior, en los Centros De Formación Técnica, Institutos Profesionales y Universidades privadas, que cobijan en sus aulas, a más del 80% de los jóvenes que se educan en el país.

Tampoco dice, que, con la exigencia de la participación, se va a provocar la peor distorsión que se haya realizado en la historia educacional de nuestro país. Los niños, cualquiera sea su nivel escolar, deberán tomar decisiones del proyecto educativo de su establecimiento, es decir, deberán discutir materias técnicas educacionales, de planes y programas de estudios, de evaluación, de resultados del aprendizaje, de igual a igual, con sus profesores, con sus directivos escolares. ¿Alguien, en su sano juicio, cree realmente que esto es lógico?

En salud, se crea también un Sistema de Salud, en donde con la excusa de mejorar la salud, lo que ocurrirá en la práctica es que la nivelaran hacia abajo, y claramente, para todas aquellas familias que tienen un seguro de salud, a partir de la nueva constitución, deberán adquirir uno nuevo, con el consiguiente costo adicional que aquello significará.

También, en Salud  se permitirán, … “las condiciones para una interrupción voluntaria del embarazo” ….  Nada dice del tiempo ni causales, por lo que se deduce que, se está permitido abortar en cualquier período del embarazo; por ejemplo, en el séptimo, octavo o noveno mes de la gestación, o sea, hasta antes de nacer. ¿Creen ustedes que es razonable que, en un país como el nuestro, sea permitido, por la ley más importante que puede tener un país, como es la Constitución de la República, que una madre aborte voluntariamente en el último trimestre de su gestación?  Si alguien asesina un niño de días, es asesinato y la justicia actúa. ¿Qué diferencia existe entonces con ese ser, de siete, ocho o nueve meses, que, técnicamente, ya puede venir al mundo, que ya siente, que ya tiene sus órganos formados, que escucha, que su corazón palpita, que ya es un ser humano? ¿Aquello no es asesinato?

Cápsulas Constitucionales

Suscríbete a nuestro newsletter

NewsLetter

Recibirás la información del mejor diario digital del país.

Completa este formulario de inscripción y recibirás nuestro newsletter




    * Todos los campos son requeridos.

    Un momento...

    Muchas gracias por suscribirte.

    Pronto empezarás a recibir en tu correo el NewsLetter de el Diario de la Educación.