EDUCACIÓN


María Paz Arzola analiza el incremento “inédito” de deudores morosos del Crédito con Aval del Estado, generado durante el primer semestre de 2022, lo que a su juicio estaría influenciado por los anuncios del gobierno de terminar con ese sistema de financiamiento de la educación superior.

Según cifras publicadas en un medio nacional, y recibidas desde la Comisión Ingresa, respecto del Crédito con Aval de Estado (CAE), de 782 mil deudores hasta junio de 2022, los morosos, es decir, quienes llevan tres o más meses impagos, y aquellos con garantías ejecutadas, es decir, cuando el Estado asume el 90% de la deuda, representa a 407 mil personas, entre estudiantes egresados y desertores.

Como se detalla en esa nota, los 407 mil deudores en mora o con garantía ejecutada al cierre del primer semestre de 2022 representan una escalada de 27% respecto a las 321 mil personas que se encontraban en esa situación en la misma fecha de 2021. Además, dan cuenta de un avance de 12% al comparar con el cierre del año pasado y de 4,3% respecto al primer trimestre de este año.

Al respecto, la Coordinadora del Programa Social de Libertad y Desarrollo, María Paz Arzola, explicó que se trataría de un aumento “inédito” en la cifra de morosos, y que una hipótesis es que el anuncio realizado por el actual gobierno, sobre condonar la deuda y terminar con ese crédito, puede estar influyendo en el comportamiento de los estudiantes.

“Es posible que el anuncio de condonación, que se ha repetido una vez que asumió el gobierno, esté incidiendo sobre el comportamiento de los deudores, ya que una vez que sabes que es probable que te condonen la deuda, tus incentivos a seguir pagando se van reduciendo”, manifestó.

Añadió que esa situación podría acarrear varios problemas, entre ellos, que “cuando tienes estudiantes que dejan de pagar, y que están esperando una condonación, se pierde de vista o se puede confundir entre aquellos que realmente están con dificultades económicas y no pagan por eso”.

En el contexto en el cual se habla de una condonación y término del CAE, el que deberá tener algún tipo de priorización para llevar a cabo la medida de manera gradual, Arzola relevó que en ese momento será necesario poder distinguir entre quienes realmente tengan dificultades para pagarlo y que efectivamente requieren de una solución.

Asimismo, sostuvo que en un escenario en el cual se elimina el CAE, y como ha sido la tendencia internacional, debieran generarse otras alternativas de financiamiento, y cuando se generan expectativas de condonación según Arzola, “se hace muy enviable en el futuro poder tener otro sistema de créditos para financiar la educación superior, lo que tiene una incidencia en la sostenibilidad de la misma”.

En ese sentido, Arzola destacó que el Gobierno “de una vez por todas”, debería ser más claro y concreto respecto de lo que hará con esta política.

“Debería aterrizar y explicar qué hará respecto del CAE, en el fondo, transparentarlo hoy, explicarlo bien para dejar de inflar expectativas que inciden en el comportamiento de los deudores, porque en paralelo hay gente que de verdad está complicada, que no tiene trabajo, tiene deudas y que en el fondo no está pudiendo acceder a los beneficios que ya existen, esa gente necesita soluciones ahora. A ellos no les basta con una promesa de condonación. Por lo tanto, se deben tomar medidas y ser concretos para no seguir generando falsas expectativas y afectando la sostenibilidad de un sistema de créditos para el sistema en el futuro”, dijo.

Cápsulas Constitucionales

Suscríbete a nuestro newsletter

NewsLetter

Recibirás la información del mejor diario digital del país.

Completa este formulario de inscripción y recibirás nuestro newsletter




    * Todos los campos son requeridos.

    Un momento...

    Muchas gracias por suscribirte.

    Pronto empezarás a recibir en tu correo el NewsLetter de el Diario de la Educación.