EDUCACIÓN


El exministro Ignacio Briones planteó la necesidad de un “un gran acuerdo nacional” y utilizar el 2% constitucional de emergencia para enfrentar la crisis en educación.

Una “catástrofe”, “un verdadero terremoto” es lo que se vive en materia educacional, según el duro diagnóstico que entregó el exministro Ignacio Briones tras reunirse con el ministro de Educación, Marco Antonio Ávila.

“Estuve en contacto con el ministro el fin de semana, quedamos de coordinar una reunión esta semana presencial (…) Fue una reunión muy agradable, franca, larga, estuvimos una hora reunidos”, comentó el actual presidente de Horizontal.

Sobre su premisa al respecto de la situación educacional actual, Briones fue tajante. “Esto es un verdadero terremoto educacional y si no nos hacemos cargo a la altura del desafío, nos vamos a arrepentir por muchos años. Yo veo que no nos estamos haciendo cargo a la altura del desafío. Hay ciertas iniciativas que el ministerio tiene, pero a mi juicio es deficiente. No hay un plan aglutinador, de mediano plazo con indicadores claros. Esto tiene que ser un desafío país e involucrar obviamente al mundo político para un gran acuerdo nacional, pero también a la academia, a la sociedad civil, a los educadores y tiene que ser un desafío país porque es un desafío muy grande, muy relevante”, subrayó el otrora titular de Hacienda del gobierno de Sebastián Piñera, según informa Emol.

En este escenario, el antes precandidato presidencial propuso utilizar el 2% constitucional de emergencia.

“Cuando hay un tragedia, un terremoto, una emergencia, nunca nos preguntamos si vamos a poner el dinero para hacernos cargo, y en este caso es una emergencia, en este caso debiéramos apostar a fondos extraordinarios una sola vez, pero sustantivos que permitan financiar un plan concreto y ambicioso cuyo único objetivo sea cerrar estas brechas de aprendizaje, dar acompañamiento socioemocional a los estudiantes que lo necesitan más que nunca, y dar apoyo a los profesores y hacer iniciativas que son caras e intervenciones complejas de integración a los alumnos que han desertado. Esto es difícil, es lento y es caro, pero mientras más nos demoremos vamos a estar engrosando el problema”, recalcó el militante de Evópoli.

En la misma línea, advirtió que “tenemos un drama y si no nos hacemos cargo como país nos va a costar carísimo en términos de desigualdad, en términos de frustración, en términos de libertad y los proyectos de vida de millones de chicos, y también en términos económicos”.

“Este es un cálculo que yo hice. Un año de educación perdida que es lo que tiene Chile hoy día, si no se recupera, significa para las cohortes afectadas un 8% menos ingresos permanentes durante su vida laboral (…) Acá está en juego la libertad y las oportunidades de millones de chicos. Cómo no vamos a desentender de eso. Parece increíble que esto no sea la primerísima prioridad”, enfatizó Briones.

 

Cápsulas Constitucionales

Suscríbete a nuestro newsletter

NewsLetter

Recibirás la información del mejor diario digital del país.

Completa este formulario de inscripción y recibirás nuestro newsletter




    * Todos los campos son requeridos.

    Un momento...

    Muchas gracias por suscribirte.

    Pronto empezarás a recibir en tu correo el NewsLetter de el Diario de la Educación.