EDUCACIÓN


Ministro de Educación dice que semana extra “no son vacaciones”, mientras que especialistas insisten en que la suspensión de clases afecta el proceso educativo.

Sigue la controversia tras el anuncio del Gobierno de adelantar y extender las vacaciones de invierno de los estudiantes. Esto en un escenario en que cines, bares, discotecas y hasta parques de diversiones seguirán abiertos mientras que los colegios estarán cerrados.

Así, los alumnos podrán salir a divertirse, pero no a clases. El proceso educativo presencial se interrumpe, y sin posibilidades de la enseñanza a distancia. El ministro de Educación, Marco Antonio Ávila, explicó que se “desechó la opción  de la enseñanza remota por el impacto de las licencias médicas de profesores y por las desigualdades materiales del sistema escolar”.

Han sido especialistas, apoderados y profesores los que han expresado sus críticas al anuncio de la autoridad sobre la prolongación del descanso de los menores, con el objeto de evitar brotes de contagios a causa de una mayor circulación de virus respiratorios. Incluso se ha recordado que en el propio gobierno de Gabriel Boric subrayaron que “las escuelas serán las primeras en abrir y las últimas en cerrar” por el contexto sanitario de la pandemia.

Ante el anuncio de La Moneda, la exsubsecretaria de Salud, Paula Daza, explicó que las medidas tomadas para enfrentar el aumento de hospitalizaciones por el virus sincicial se pueden mejorar. Al respecto, agregó: “La red de asistencia está en un momento complejo debido a la circulación del virus que afecta principalmente a los niños menores de 10 años”.

La doctora hizo hincapié en que “esto se veía venir ya que los niños estuvieron encerrados  y sin exponerse a los virus. Por lo tanto, iban a estar mucho más expuestos y más sensible a contagiarse”.

De pasó lanzó una crítica al Ejecutivo afirmando que “muchas de las medidas que se tomaron, debieron haberse implementado con más anticipación”. Mencionó, entre otras, preparar la red asistencial, recomponer las camas pediátricas que fueron destinadas a adultos y aumentar también las camas UTI pediátricas.

Sobre el punto anterior, citó un ejemplo: “Lo mismo que se hizo en la pandemia con los adultos, como la reconversión de camas, hay que hacer con los niños. Una vuelta de mano”, agregó.

Sobre la vacaciones, Daza hizo ver que “ir al colegio tiene un montón de cosas positivas, pero en vez de sus suspender las clases, ¿por qué no hacer clases telemáticas por una o dos semanas?, así los niños no van a sus colegios, pero podrán terminar su semestre”.

 

Cápsulas Constitucionales

Suscríbete a nuestro newsletter

NewsLetter

Recibirás la información del mejor diario digital del país.

Completa este formulario de inscripción y recibirás nuestro newsletter




    * Todos los campos son requeridos.

    Un momento...

    Muchas gracias por suscribirte.

    Pronto empezarás a recibir en tu correo el NewsLetter de el Diario de la Educación.