EDUCACIÓN


José Vega Castro, presidente del Consejo Gremial de Docentes del Instituto Nacional detalló la situación de indefensión y angustia en la cual se encuentran los docentes del octogenario liceo, tras los reiterados hechos de violencia ocurridos en su interior. Dijo que el gremio está en alerta, no descartando movilizaciones junto a otros establecimientos emblemáticos.

“Nos sentimos abandonados. No basta con decir que hemos conversado con las comunidades educativas como lo hace la alcaldesa. Con nosotros no ha conversado nunca desde marzo a la fecha. Aquí hay un desamparo e inclusive angustia de los funcionarios. Debe haber 186 docentes, entre directivos y técnicos, de los cuales el 95% está en condición de angustia, desesperados y frustrados con la autoridad máxima”.

Con esas palabras el presidente del Consejo Gremial de Docentes del Instituto Nacional, José Vega Castro, en conversación con el Diario de la Educación, relató la indefensión en la que se encuentra la comunidad escolar debido a la violencia que se ha generado al interior del establecimiento en el último tiempo, y que, según sus palabras, protagonizada por grupos muy minoritarios.

Según detalló, “desde hace mucho tiempo que hemos estado desarrollando nuestras actividades laborales en medio de la violencia escolar. Grupos muy minoritarios que se apoderan del colegio instan a los estudiantes a que los acompañen. Se parapetan detrás de una capucha y un overol blanco. Se cubren completamente por lo que no se sabe realmente si son un grupo que proviene solo del Instituto o de fuera. Acá no hay petitorio, solo quieren hacer daño”, dijo.

Agregó que “uno con los estudiantes puede dialogar y usar la contención o la pedagogía, pero esto contradice todo, estamos hablando de otra instancia que no podemos resolver con las armas pedagógicas que tenemos, esto es distinto, se requiere de mayor preocupación y estrategias que complemente este trabajo”, explica.

Además, reclamó que tanto la municipalidad, como el Ministerio de Educación, así como la subsecretaria y otras instancias, no han actuado de manera activa en esto, pese a que se les ha solicitado apoyo. “El Ministerio de Educación no se ha hecho cargo de esto y tampoco se ha acercado a nosotros. Entonces, golpeamos puertas, que se cierran, se abren, se cierran, y quedamos nosotros esperando en el sueño de los justos, cuándo se van a preocupar de nosotros. Ahí es donde hacemos un llamado a las autoridades para que con todos sus mecanismos puedan colaborar con nosotros”, indicó.

Vega explicó que dicha situación tiene a los profesores en una situación muy compleja, ya que les impide realizar sus actividades de manera normal y en situación de angustia y frustración, como que se explicó anteriormente. De hecho, los llevó a realizar una paralización de actividades de tres días la semana pasada.

El dirigente advirtió que, de no tener respuestas concretas de la autoridad, no se descartan movilizaciones, y se unirán a otros colegios emblemáticos de la región para presionar en bloque a la autoridad.

“Nos reunimos con los colegios emblemáticos, seis en la comuna y con el apoyo del Consejo regional del Colegio de Profesores, estamos viendo el plan de trabajo a seguir. No descartamos movilizaciones, estamos en estado de alerta, porque si ocurre algo grave qué hacemos, las clases online no resolverán el problema. Acá los profesores no podemos normalizar la violencia”, concluyó.

Cápsulas Constitucionales

Suscríbete a nuestro newsletter

NewsLetter

Recibirás la información del mejor diario digital del país.

Completa este formulario de inscripción y recibirás nuestro newsletter




    * Todos los campos son requeridos.

    Un momento...

    Muchas gracias por suscribirte.

    Pronto empezarás a recibir en tu correo el NewsLetter de el Diario de la Educación.