EDUCACIÓN


Fundación Liderazgo realizó sondeo 648 estudiantes entre 13 y 17 años, que cursan grados de enseñanza media en Región Metropolitana, sobre percepción y efectividad de dicha política.

Fundación Liderazgo Chile, dedicada a abordar temáticas de prevención en salud mental y educación emocional de Chile y Latinoamérica, junto con la Federación de Centros de Estudiantes Secundarios (FECES), realizó recientemente una encuesta de percepción sobre la jornada escolar completa para determinar su efectividad.

Arnaldo Canales, director Ejecutivo de la Fundación Liderazgo Chile y experto en Educación Emocional se cuestiona si “luego de implementar la Jornada Escolar Completa (JEC) en 1997 cuando se dictó la Ley 19.532 que daba inicio a esta jornada ¿cuál ha sido la mejora en salud mental? ¿efectivamente se ha generado interacciones pedagógicas más efectivas que desarrollan el aprendizaje del estudiante?

Y ya terminando el año, expone que “vemos a niñas, niños y jóvenes exhaustos, con sobrecarga de materias básicas, con excesiva cantidad de tareas y trabajos que deben realizar fuera del horario escolar, malos resultados, cansados de enfrentar una jornada escolar larga, agotadora con poco o casi nada de tiempo para el ocio y poder disfrutar de actividades extraprogramáticas de libre elección”.

Es por ello por lo que desde la fundación se impulsó un sondeo que permitiera medir la efectividad que ha tenido esta política en la voz de los estudiantes. Así, se determinó entrevistar a 648 estudiantes entre 13 y 17 años, que cursan grados de enseñanza media en Región Metropolitana, distribuidos en 36 comunas y 38 colegios.

Y entre los resultados obtenidos está que un 83% de los consultados considera que sería provechoso acortar la JEC, mientras que un 17% consideró que no. Además, un 73% sostiene que acortar la jornada ayudaría a un mejor aprendizaje, versus un 27% que lo descarta. Así como un 77% está de acuerdo con que la JEC debería acortarse.

Respecto de si el horario de almuerzo entre la jornada extendida es provechoso, un 75% respondió que no, mientras que un 25% que sí. Y consultados si la convivencia entre los estudiantes mejoraría si la jornada se acorta, un 80% respondió que sí y un 20% que no. Para un 92% reducir la jornada mejoraría la salud mental de los estudiantes.

Frente a los resultados, el académico considera que “resulta provechoso acortar la JEC, ayudaría a un mejor rendimiento, mejoraría la convivencia entre los estudiantes, bajaría los niveles de estrés y mejoraría la salud mental de las y los estudiantes”, dijo.

Agrega que “no tenemos un sistema en el que a los profesores se les capacite y que lleven nuevas técnicas para poder enseñar de forma didáctica y de mejor manera las diferentes asignaturas. ¿Qué nos queda? Rediseñar el horario estudiantil durante el 2023 y poder contribuir a tener niñas, niños y jóvenes disfrutando de tiempos libres y fortalecer vínculos familiares”.

 

Cápsulas Constitucionales

Suscríbete a nuestro newsletter

NewsLetter

Recibirás la información del mejor diario digital del país.

Completa este formulario de inscripción y recibirás nuestro newsletter




    * Todos los campos son requeridos.

    Un momento...

    Muchas gracias por suscribirte.

    Pronto empezarás a recibir en tu correo el NewsLetter de el Diario de la Educación.