EDUCACIÓN


El otrora secretario de Estado de Sebastián Piñera, y actual director del Instituto de Políticas Públicas de la Universidad Andrés Bello, Raúl Figueroa, compartió su análisis de la propuesta de nueva Constitución en materia de educación, la que considera contraria al afán de diversidad y libertad que ha caracterizado al sistema chileno.

El exministro de Educación del Gobierno de Sebastián Piñera y actual director del Instituto de Políticas Públicas de la Universidad Andrés Bello (UNAB), Raúl Figueroa, compartió con el Diario de la Educación su evaluación de la propuesta de nueva Constitución en materia de enseñanza, la que calificó como “contracultural” y contraria a la diversidad que existe actualmente en Chile.

“Es una propuesta esencialmente contracultural que desconoce la historia de nuestro país, desconoce las preferencias de las familias, e impone un modelo educativo hegemónico que es totalmente contrario al afán de diversidad y libertad que entendemos todos los chilenos”, manifestó.

Las razones que lo llevan a adoptar esa postura son que la propuesta a su juicio “carece de conexión con la realidad” dado que la característica principal del sistema educativo chileno hasta ahora ha sido la diversidad de proyectos educativos, y la disponibilidad que hay de esos proyectos para que las familias puedan elegir. “Eso ha permitido contar en el ámbito escolar con el 55% de matrículas en establecimientos particulares subvencionados, precisamente porque las familias han elegido esos proyectos distintos”, explicó.

Asimismo, se explayó en que hay otros aspectos en los cuales se generan restricciones a la gestión de los establecimientos educacionales y que no le parecen adecuados para avanzar en una mejor Educación.

“El establecimiento de un modelo educativo único que atenta contra la diversidad, y la generación de una serie de restricciones a la gestión de los establecimientos educacionales hacen aún más difícil contar con proyectos educativos que se diferencien unos de otros; el trato diferenciado que impone la Constitución entre establecimientos estatales y los que son gestionados por privados, genera una evidente distorsión en lo que se refiere a la igualdad ante la ley respecto de los alumnos; el privilegio que se entrega a libertad de enseñanza a los pueblos indígenas, también genera una diferencia que no tiene mayor fundamento; y la obligación que se impone al Estado para ampliar la matrícula estatal solo puede entenderse como una restricción hacia el resto de la matrícula, considerando que en el ámbito escolar tenemos cobertura plena”, explicó.

En ese sentido, planteó su postura frente al próximo plebiscito de salida, donde la propuesta de Nueva Constitución se someterá al referéndum de la ciudadanía. “Tanto en lo que se refiere a la descripción del sistema educativo como las reglas generales que plantea la propuesta de Nueva Constitución, no son las más adecuadas para el desarrollo de una sociedad libre y diversa y por lo tanto estoy más bien por la idea de que el proceso constituyente continúe, sobre la base de consensos que a mi juicio no están bien reflejados en este texto. No refleja el ideal de una sociedad libre y diversa por el cual pudiésemos seguir trabajando”, sentenció.

Figueroa también tuvo espacio para dar su postura frente a la propuesta de un “nuevo paradigma” en Educación presentado por el Ministro de Educación, Marco Antonio Ávila, en el cual se pretende transitar de una Educación de Mercado a una de Derecho Social.

El exministro fue categórico en indicar que lo planteado por el Gobierno carece de rigor en el diagnóstico y en la evidencia, además que desconoce lo avanzado en los últimos años en materia de educación.

“Esa propuesta carece de rigor en el diagnóstico. Establece una serie de modificaciones que son poco concretas y difíciles de entender en la práctica, pero que además se construyen en base a un diagnóstico que se levanta sin ninguna evidencia. Es una propuesta en extremo abundante en adjetivos, pero muy carente de evidencia, tanto en el diagnóstico como en el efecto de las propuestas que ahí se señalan. Por lo tanto, creo que requiere por parte de las autoridades una explicación mucho más concreta”, indicó.

Criticó que la iniciativa de La Moneda “desconoce completamente todo lo hecho en Chile en el último tiempo en materia educacional. Si bien el sistema tiene un espacio enorme para mejorar, es innegable que tanto en niveles de cobertura, que es total en el ámbito escolar y una de las más altas del mundo en materia de Educación Superior, como en calidad siendo Chile, por ejemplo, desde hace mucho tiempo el país de Latinoamérica con mejores resultados en aprendizaje, llama mucho la atención que se desconozca todo lo avanzado y se pretenda, sobre la base de una propuesta muy poco argumentada, generar cambios radicales que no se sostienen en lo avanzado en nuestro país”, concluyó.

 

Cápsulas Constitucionales

Suscríbete a nuestro newsletter

NewsLetter

Recibirás la información del mejor diario digital del país.

Completa este formulario de inscripción y recibirás nuestro newsletter




    * Todos los campos son requeridos.

    Un momento...

    Muchas gracias por suscribirte.

    Pronto empezarás a recibir en tu correo el NewsLetter de el Diario de la Educación.