EDUCACIÓN


El otrora vocero del gobierno del ex Presidente, Eduardo Frei Ruiz-Tagle, y actual académico fue claro en criticar el texto que será plebiscitado, apuntando sus dardos en materia de enseñanza. También desestimó el anuncio relativo a las deudas estudiantiles hecho por la administración del Presidente, Gabriel Boric.

El exministro y actual académico, José Joaquín Brunner, ahondó en sus cuestionamientos al borrador de la nueva Constitución en temas educativos y se mostró crítico de la propuesta de condonación del CAE anunciada por el Gobierno.

Entrevistado por el “Diario de la Educación”, el profesor titular de la Universidad Diego Portales advirtió que, de aprobarse la nueva Carta Fundamental, el modelo privado de enseñanza, en general, quedaría “como un sector de segunda clase, no estratégico, sin equitativa protección estatal, con su financiamiento dependiente de la voluntad gubernamental y sus estudiantes en una categoría negativamente discriminada”.

En ese sentido, Brunner planteó la asimetría que, a su juicio, se produciría entre alumnos si comenzara a regir el texto aprobado en la Convención Constitucional. “Los estudiantes matriculados en la educación estatal quedan en una condición de ventaja, no por sus méritos, o su vulnerabilidad, sino por el mero hecho de ingresar a educación pública estatal; mientras quedan postergados o son desfavorecidos si acuden a colegios públicos no estatales. Esto, a pesar que son también establecimientos gratuitos, imparten el mismo currículo nacional, son financiados por el Estado, supervisados por éste y su calidad es asegurada exactamente igual como ocurre con los colegios estatales”, alertó.

Siguiendo con sus reparos al borrador constitucional, lo definió como “contradictorio” con la “autonomía de los colegios y universidades y la libertad académica”, dejando “fuera el derecho de la sociedad civil a crear colegios”.

“Tampoco en el borrador constitucional se reconoce debidamente la prioridad de la educación temprana. La parte dedicada a la educación superior es pobre”, añadió.

Si bien con esto pareciera tener una decisión tomada de cara al plebiscito del 4 de septiembre, el académico aseguró que “aún no ha decidido qué votar. Mi voluntad, mi esperanza y mi deseo han sido desde el comienzo el contar con una nueva Constitución que sea ampliamente compartida y tenida por legítima por la gran mayoría de chilenas y chilenos. La propuesta de cambio de la Convención, sin embargo, es desalentadora. Poco contribuye a la gobernabilidad del país”, expresó.

“Habrá que ver pues cómo resulta el texto final y si hay en la sociedad y su clase dirigente la capacidad de crear un clima de acuerdos, como el que dio origen al proceso constitucional”, José Joaquín Brunner.

CAE

El otrora secretario de Estado también expuso sus aprensiones sobre uno de los grandes anuncios del gobierno de Gabriel Boric: el plan de condonación del CAE, lo que Brunner consideró “confuso e inviable”.

“Desde ya ha provocado una masiva suspensión de pagos. Cubrir la deuda total es impracticable”, enfatizó, para luego detallar los cuatro puntos en los que se debiera avanzar: “Ayudar a los jóvenes con deudas auténticamente impagables; dar facilidades para renegociar su deuda a los que están morosos; estimular a los que pagan y, lo más importante, estabilizar un sistema de becas y crédito estudiantil contingente al ingreso de los graduados, que sea sustentable en el largo plazo”, propuso finalmente.

 

Cápsulas Constitucionales

Suscríbete a nuestro newsletter

NewsLetter

Recibirás la información del mejor diario digital del país.

Completa este formulario de inscripción y recibirás nuestro newsletter




    * Todos los campos son requeridos.

    Un momento...

    Muchas gracias por suscribirte.

    Pronto empezarás a recibir en tu correo el NewsLetter de el Diario de la Educación.