EDUCACIÓN


El Dr. Patricio Manque, inmunólogo, fue el protagonista de una nueva charla del ciclo “Cienciappeal, ideas que atraen”. Durante su exposición contó el desarrollo de esta disciplina que se relaciona con el estudio genético del paciente para personalizar los tratamientos y obtener mejores resultados, y con la prevención de ciertas patologías.

En el año 2.000, el entonces presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, presentó la primera secuenciación completa del genoma humano, vaticinando que la codificación del “libro de la vida” permitiría curar todas las enfermedades. Si bien aún no se ha logrado predecir, diagnosticar y tratar muchas dolencias, la medicina personalizada ya es una realidad dos décadas después de ese hito.

Este nuevo enfoque fue el tema central de la charla del ciclo “Cienciappeal, ideas que atraen”, que estuvo a cargo del Rector de la Universidad Mayor, Dr. Patricio Manque, quien comentó que “es muy posible que enfermedades que hoy día son incurables se tornen crónicas. Es posible imaginar que, en un futuro cercano, enfermedades como el cáncer sean similares a la diabetes o la hipertensión. Como decía Clinton, los hijos de mis hijos van a asociar al cáncer solamente a la astronomía y no a la medicina”.

En su presentación, el destacado inmunólogo, quien fundara el primer centro de Genómica y Bioinformática en Chile, abordó el camino recorrido hasta llegar a esta medicina, que es predictiva, preventiva, participativa y personalizada, y que permite “a partir de una información genética, determinar los riesgos de muchas enfermedades y reconocerlas en una fase muy temprana, antes que se manifiesten los síntomas”.

Una de las principales revoluciones de esta disciplina ha sido en el tratamiento de los pacientes con cáncer, donde la Universidad Mayor ha sido pionera, con la creación del Centro de Oncología de Precisión. “A partir de mirar la genética de los tumores, podemos decidir cuál es el candidato ideal para poder tratar esos tumores y además nos permite tener marcadores de pronósticos, saber de manera temprana si el tumor es resistente o sensible a un medicamento o terapia en particular, permitiendo cambiarla si es necesario”, explicó la autoridad.

A juicio del Dr. Manque, “la revolución genómica ha cambiado dramáticamente la forma como pensamos la medicina. No solo estamos cambiando el paradigma de tratamiento versus prevención, sino que estamos abriendo nuevas avenidas de tratamientos que son bastante increíbles e ingeniosos como el CRSIPR, Gene Therapy, etc.”.

Finalmente, el científico enfatizó que “la ciencia se está moviendo a una velocidad más grande de la que nos estamos moviendo nosotros como sociedad y tenemos que alcanzarla y comenzar a conversar sobre los desafíos que nos está imponiendo esta medicina”, como democratizar el acceso, incorporándolo a la salud pública, dentro de la Ley de Cáncer; la privacidad de los datos y las fronteras de la terapia génica.

 

Cápsulas Constitucionales

Suscríbete a nuestro newsletter

NewsLetter

Recibirás la información del mejor diario digital del país.

Completa este formulario de inscripción y recibirás nuestro newsletter




    * Todos los campos son requeridos.

    Un momento...

    Muchas gracias por suscribirte.

    Pronto empezarás a recibir en tu correo el NewsLetter de el Diario de la Educación.