EDUCACIÓN


“Cuando hablan de tomarlo con calma, nos parece que no hay conciencia del sentido de urgencia ni de priorizar a los niños y niñas. No podemos olvidar que gran parte de los niños estuvo sin clases presenciales y este año con restricciones que les han impedido desarrollarse integralmente. Esto es urgente, cada día cuenta para ellos”, enfatizó la docente Teresa Romero.

Como una buena señal fue calificada por el Movimiento Escuelas Abiertas, el anuncio de la ministra de Salud, Begoña Yarza, de abrirse a evaluar la flexibilización del uso de la mascarilla al interior de los colegios, luego que el Consejo Asesor para el manejo de la pandemia así lo recomendara.

Según palabras de la vocera del movimiento y docente, Teresa Romero, es “una buena señal que el Ministerio de Salud se abra a escuchar voces de la sociedad civil con respecto a este tema”.

No obstante, cuestionó que la autoridad sanitaria quiera tomarlo con calma, según lo que planteó recientemente la ministra, ya que para Romero, las restricciones por la pandemia han generado en los niños y niñas efectos en su desarrollo integral.

“Cuando hablan de tomarlo con calma, nos parece que no hay conciencia del sentido de urgencia ni de priorizar a los niños y niñas. No podemos olvidar que gran parte de los niños estuvo sin clases presenciales y este año con restricciones que les han impedido desarrollarse integralmente. Esto es urgente, cada día cuenta para ellos”, enfatizó.

Para la organización, el seguir utilizando la mascarilla, en un contexto en el cual los contagios diarios y las hospitalizaciones por Covid-19 han disminuido notoriamente, implica efectos complejos para el desarrollo educativo de sus hijos.

“La mascarilla impone una barrera gigante para los niños, porque a diferencia de los adultos, ellos están en etapa de desarrollo y aprendizaje, están aprendiendo a identificar emociones, aprender sonidos y modulación, aprendiendo a leer y la mascarilla les impide comprender a sus pares y profesores, los cohíbe y en muchos niños se ven afectos en su salud mental. Todo esto afecta todo su proceso de educación y crecimiento y los impactará en el largo plazo”, explicó Romero.

Agregó que “no solo la dificultad en el proceso de lectoescritura, base para el resto de las asignaturas, sino también impide socializar normalmente y les afecta en su salud mental”.

La definición al respecto se debería conocer en las próximas semanas, cuando la coordinación que se está haciendo desde el Minsal, junto al Mineduc y subsecretarios de ambas carteras, finalicen la evaluación instruida por la autoridad sanitaria.

 

Cápsulas Constitucionales

Suscríbete a nuestro newsletter

NewsLetter

Recibirás la información del mejor diario digital del país.

Completa este formulario de inscripción y recibirás nuestro newsletter




    * Todos los campos son requeridos.

    Un momento...

    Muchas gracias por suscribirte.

    Pronto empezarás a recibir en tu correo el NewsLetter de el Diario de la Educación.