EDUCACIÓN


Se trata de la regulación de “horas de libre disposición” en los establecimientos, un proyecto que busca asegurar “contenido integral” en esos espacios.

Suman y siguen las intenciones del Ministerio de Educación de ir poniendo trabas a distintas materias que la secretaría de Estado por años y en distintos gobiernos se han ido implementando en beneficio de la enseñanza en nuestro país en varias áreas o actividades y, ya sea en colegios estatales, privados, subvencionados, liceos emblemáticos, institutos profesionales y universidades.

Esta vez, el ministerio optó por respaldar la regulación de “horas de libre disposición” en los colegios, lo que levantó un “fuerte estado de alerta” por la actual libertad de enseñanza. El proyecto busca asegurar “contenido integral” en esos espacios.

Especialistas aseguran que la iniciativa respaldada por el Mineduc atenta contra la autonomía de los establecimientos por un motivo político, según informó El Mercurio.

Las horas de libre disposición en los colegios (HLD) comenzaron en 1997 junto a la política de jornada escolar completa (JEC).

En dichos espacios, los colegios pueden aplicar actividades según sus respectivos proyectos educacionales.

No obstante, una iniciativa de ley aprobada el martes en la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados busca regular esas horas para “garantizar la entrega de contenido integral”, bajo el argumento de que muchos colegios las usan con el fin de preparar a sus estudiantes para exámenes como el Simce o la prueba de admisión a la educación superior, y así figurar con mejores resultados.

El proyecto fue presentado por diputados oficialistas en agosto y cuenta con el respaldo del Gobierno. El Mineduc defiende que ese tipo de prácticas que podrían impactar negativamente a las mejoras de aprendizaje, produciendo un estrechamiento o empobrecimiento curricular, afectando las oportunidades para el desarrollo integral de los estudiantes.

En concreto, se busca que en horas de libre disposición no puedan cursarse asignaturas obligatorias, como lenguaje y matemáticas, y una  indicación del Mineduc  estableció que sea de forma progresiva: en 2023, en un 25% de las HLD no podrían cursarse asignaturas obligatorias; en 2024 en un 50%; y en 2025 en un 100%

Sobre esta iniciativa, el asesor legislativo de Acción Educar, Borja Besa, afirmó que “se está tratando de limitar desde el Congreso las facultades que tienen los establecimientos; entonces esa prohibición de poder destinar estas horas para reforzar asignaturas obligatorias atenta claramente contra la autonomía de los recintos y, al final del día, contra la  libertad de enseñanza en su dimensión de poder administrar proyectos educativos”.

El abogado hace ver que el Mineduc se basa en un fin político. “Lo que hay detrás del proyecto es el Simce, por eso lo aluden y quieren prohibir la posibilidad de que los colegios destinen esas horas a reforzar”, afirmó.

Según se informó, en la votación todos los diputados del oficialismo votaron en contra de una indicación que consagraba la protección a un derecho preferente de los padres.

En tanto, la coordinadora del programa social de LyD, María Paz Arzola, advirtió que “el proyecto es negativo porque impide que los colegios, si así lo consideran, puedan reformar aquellas áreas obligatorias en que tienen más falencias”.

 

Cápsulas Constitucionales

Suscríbete a nuestro newsletter

NewsLetter

Recibirás la información del mejor diario digital del país.

Completa este formulario de inscripción y recibirás nuestro newsletter




    * Todos los campos son requeridos.

    Un momento...

    Muchas gracias por suscribirte.

    Pronto empezarás a recibir en tu correo el NewsLetter de el Diario de la Educación.