EDUCACIÓN


La efectividad del tratamiento no solo genera cambios en el desempeño ocupacional de niños, niñas y adolescentes, también permite mejoras en los estilos de crianza y en el manejo conductual y emocional que realizan los adultos.

Según manifiesta Soledad Henríquez, directora de Terapia Ocupacional de la Universidad Mayor sede Temuco, la participación de los padres es fundamental en el trabajo terapéutico que realizan profesionales del área con la población infanto-juvenil.

“Está comprobada la efectividad del tratamiento y el avance que tienen los usuarios tras el compromiso y la participación activa de los padres en el proceso, generando cambios no tan solo en el desempeño ocupacional del niño, niña o adolescente, sino que avances y mejora en los estilos de crianza y manejo conductual y emocional de estos en sus herramientas parentales”, precisa.

Dentro de las acciones que se llevan a cabo con los adultos, agrega la académica, se enmarcan procesos psicoeducativos sobre las patologías o dificultades de sus hijos e hijas, orientación en herramientas parentales, estilos de crianza, manejo conductual, contención emocional y orientación en el proceso de manejo de los usuarios dependiendo del ciclo vital en el que se encuentren, generando herramientas puntuales para cambios efectivos en base a las necesidades de cada uno de los niños, niñas y adolescentes.

“Sin duda el trabajo interdisciplinario cobra un rol fundamental en el apoyo y guía a apoderados que requieren de mayor refuerzo y empoderamiento en su rol”, detalla.

Precisamente, en el Centro de Atención de Terapia Ocupacional, ubicado en el Campus Alemania, se establecen lineamientos de abordaje con padres y/o cuidadores, desde el proceso interventivo, sugerencias y acciones de manejo en hogar, en beneficio del funcionamiento ocupacional de los usuarios, hasta el permanente contacto con los establecimientos educativos por medio de autorización previa de los apoderados del dispositivo.

La directora Henríquez advierte sobre la importancia del abordaje integral a nivel contextual de los usuarios, lo que no tan solo involucra la perspectiva biopsicosocial del niño, niña o adolescente y el trabajo conjunto con su apoderado, sino que también el establecimiento escolar cumple un rol fundamental como el segundo ambiente socializador más importante posterior a su familia.

Es por esto, que acciones de comunicación, coordinación y trabajo conjunto con docentes son fundamentales en el proceso de apoyo de los usuarios. “Dentro de estas acciones se puede llevar a cabo desde entrevistas, evaluaciones conjuntas, trabajo coordinado de visita en aula, talleres con compañeros de curso, que dentro de las acciones de terapia ocupacional potencian y favorecen el proceso terapéutico de adaptación y cambio en los niños, niñas y adolescentes”, concluye la especialista.

 

Cápsulas Constitucionales

Suscríbete a nuestro newsletter

NewsLetter

Recibirás la información del mejor diario digital del país.

Completa este formulario de inscripción y recibirás nuestro newsletter




    * Todos los campos son requeridos.

    Un momento...

    Muchas gracias por suscribirte.

    Pronto empezarás a recibir en tu correo el NewsLetter de el Diario de la Educación.