EDUCACIÓN


En entrevista con el “Diario de la Educación”, la máxima autoridad de la casa de estudios criticó que la Convención Constitucional “precariza un sector muy importante del país que ha encontrado en la enseñanza privada una forma legítima de desarrollo y que, además, desconoce nuestra contribución en todas las dimensiones”.

¿Cómo ve que viene la mano para la educación superior, especialmente las privadas, luego de conocerse ya el borrador final que la convención ha presentado? Muchos dicen que corre un riesgo. ¿Lo ve así también?

Nos preocupa profundamente, en primera instancia porque no se reconoce explícitamente el principio de libertad de enseñanza, idea que se entiende como fundacional de todo modelo educacional moderno, en especial, pensando en los desafíos que enfrentaremos como país durante los próximos años. Por otro lado, el texto al reconocer dos modelos de educación superior, uno público, estratégico, con todas las garantías de financiamiento que puedan existir, y uno privado, sujeto a la voluntad del legislador, desconoce abiertamente un principio fundamental que es el trato igualitario, el que debiese estar garantizado para cada ciudadano. Creemos firmemente que el origen de la institución no determina la calidad formadora que ofrece a sus estudiantes.

En este sentido, a nuestro parecer el rol  del gobierno también es relevante puesto que debiese centrar su preocupación en los estudiantes que cursan la educación superior, independiente del plantel donde eligieron estudiar. La gran mayoría de los estudiantes no se encuentran en las universidades del Estado, y esos alumnos tienen el derecho de elegir en qué proyecto educativo se formarán. Destinar preferentemente más recursos  a las universidades estatales perjudica directamente a los estudiantes que optaron por otros proyectos educativos, puesto que se dejan de percibir recursos que destinamos precisamente a mejorar la calidad  de nuestras instituciones.  Eso es una segregación injustificable.

Hay quienes sostienen que el texto, en lo educacional, está lleno de pequeñas trampas.

Más que trampas, el texto transparenta una visión ideológica de un modelo que desconoce lo que se ha conseguido y avanzado como país. De una forma u otra, se desmerece el importante rol que han tenido las universidades privadas en la formación de estudiantes, generación de conocimiento, vinculación con el medio, etc., pretendiendo reducir la provisión mixta a su mínima expresión.

¿Piensa usted que en la Convención predominó una sola mirada a la educación, en todos sus ámbitos, y que no consideró otras visiones?

Totalmente, y prueba de esto es lo que te comenté, precariza un sector muy importante del país que ha encontrado en la educación privada una forma legítima de desarrollo y que, además, desconoce nuestra contribución en todas las dimensiones. Por ejemplo, hoy el 30% del conocimiento que se genera en Chile es producido por las universidades privadas.

Se ha dicho que los convencionales lo que quieren, en definitiva, es que la educación superior privada, sea un apéndice, una parte marginal, un agregado del sistema, pero que no sea importante.

Y esto queda claramente reflejado en el texto que como te mencionaba reconoce dos sistemas, uno público fortalecido en todos sus niveles y uno privado sujeto a los vaivenes del legislador.

¿Sobre la pregunta anterior, cree que la idea es que el Estado quiere controlar absolutamente todas las dimensiones de la educación?

Lamentablemente el texto deja esa impresión. Un borrador de constitución que  busca fundamentalmente establecer un sistema único y eso afecta gravemente la posibilidad de tener proyectos educativos diferentes, que puedan responder al profundo cambio que se está viviendo a nivel mundial, con la incorporación del aprendizaje online, un mercado laboral que fundamentalmente reconoce competencias por sobre aprendizajes formales, etc.

¿Cree Ud. que estás ideas sobre educación que se están planteando pretenden imponerse como una forma de “revolución” que apunte a destruir el pasado y perjudicar definitivamente a muchas familias en Chile?

Yo diría que desconocen todo lo avanzado, desconocen la importancia que ha tenido la libertad de enseñanza y la provisión mixta que permitió un masivo acceso de nuestros jóvenes a la educación superior que, finalmente se ha traducido en importantes posibilidades de movilidad social para ellos. Además, las Universidades privadas han incorporado a muchos jóvenes científicos a sus planteles académicos y eso quizás no hubiese ocurrido de otra forma.

 

¿Lo educacional, lo ve Ud. como un tema de los convencionales lleno de ambigüedades, neologismos, contradicciones y trampas, como muchos profesionales del sector y abogados constitucionalistas lo han dicho?

En mi opinión lo que ha primado es una sobre ideologización política que ha desconocido toda la evidencia presentada.

De aprobarse estas normas y de ganar el Apruebo ¿con qué porcentaje, más o menos, se estaría discriminando a los alumnos de las Universidades privadas?

Según los datos de matrícula del año 2021, 72% de los estudiantes que están matriculados en universidades, están en universidades privadas. Además, este porcentaje aumenta a 83% si consideramos el total de IES.

Algunas personas relacionadas con la educación dicen que el texto de la convención incurrió en distinciones odiosas, que no se hizo cargo de la realidad del sistema, que es un engaño, que tiene una disposición vacía de contenidos. ¿Coincide con esto?

Creo que lo que primó fue una visión altamente ideologizada.

El Ministro de Educación dijo recientemente a El Mercurio que el Gobierno tiene que darle curso a un programa “trasformador” de la educación. Esto de “transformador” cómo lo entiende Ud. A qué apunta?

No puedo ser el intérprete de una palabra del Ministro, pero lo que hemos leído y sido testigos es que buscan implementar un sistema donde “lo estatal” sea el eje central, en desmedro de los otros actores del sistema.

El Ministro dijo también que el CAE ha sido siempre una mala política pública que ha “jugado” con la educación, como motor de movilidad social. Eso de “jugado con la educación” ¿cómo lo entiende Ud. teniendo presente que no deja de ser delicado su término?

El ministro olvida en esa frase 30 años de historia de la educación superior, desconociendo el rol que un sistema de créditos tiene en el acceso de estudiantes a la educación superior.  El CAE permite y permitió a un número significativo de estudiantes acceder a la educación superior y, consecuentemente, mejorar su calidad de vida y el de sus familias. Sin duda estamos llamados a mejorar y buscar un buen sistema de créditos, pero eliminar o satanizarlo no es la mejor solución y le hace un daño a los estudiantes que más necesitan de esta ayuda.

 

¿Cómo poder destacar más y defender el aporte histórico que ha realizado la educación privada, especialmente las universidades, en el desarrollo y avance de nuestra sociedad?

Yo creo que ha habido una fuerte campaña por distorsionar o invisibilizar el rol que han tenido nuestras Universidades y creo que es nuestra tarea salir con datos en la mano a decir, con claridad, que hemos cumplido a cabalidad con los objetivos que tienen las universidades en formación de pre y postgrado, en investigación, en vinculación. Cuando uno mira estos datos en su conjunto se observa con claridad absoluta la tremenda contribución que éstas han tenido al desarrollo del país.

¿Qué oportunidades de avanzar se estaría perdiendo Chile?

Es un retroceso muy importante frente a un escenario mundial muy cambiante que requerirá de la capacidad de adaptación y creación, algo que nuestras universidades han demostrado a lo largo de su historia.

En su cuenta pública, el Presidente, Gabriel Boric, no se refirió ni a universidades, ni a centro de educación privada. ¿Cree Ud. que eso es una señal más de la preferencia o el trato especial que tendrán las instituciones estatales?

Sin duda, el Gobierno tiene un diseño que no incluye a nuestro sector, y eso lo hacen ver en todas las apariciones públicas que han tenido.

Cápsulas Constitucionales

Suscríbete a nuestro newsletter

NewsLetter

Recibirás la información del mejor diario digital del país.

Completa este formulario de inscripción y recibirás nuestro newsletter




    * Todos los campos son requeridos.

    Un momento...

    Muchas gracias por suscribirte.

    Pronto empezarás a recibir en tu correo el NewsLetter de el Diario de la Educación.