EDUCACIÓN


Aliro Bórquez, de la Universidad Católica de Temuco, argumentó que “no podría aprobar un texto que pone en riesgo la institución que yo dirijo y que, además, es contrario a muchos temas valóricos propios del humanismo, que son importantes para las universidades católicas”.

El rector de la Universidad Católica de Temuco, Aliro Bórquez, criticó la propuesta de carta magna que será plebiscitada, y sostuvo que si el texto constitucional “pone en riesgo nuestro proyecto educativo, no puedo decir ‘apruebo’”.

“Honestamente, no podría aprobar un texto que pone en riesgo la institución que yo dirijo y que, además, es contrario a muchos temas valóricos propios del humanismo, que son importantes para las universidades católicas”, explicó la autoridad, que también es vicepresidente de Universidades Católicas del Cono Sur.

Según explicó la autoridad universitaria, la iniciativa de la Convención, en general, “no está a la altura de lo que esperamos para el desarrollo del país”, siendo dos las principales falencias que le preocupan debido al impacto en las universidades católicas: los temas valóricos, como “el aborto”, y la “incertidumbre económica” que se desprende del propio articulado.

El rector de la UCT hizo ver que se señala que “el Estado deberá articular, gestionar y financiar un sistema de educación pública, de carácter laico y gratuito, compuesto por establecimientos e instituciones estatales de todos los niveles y modalidades educativas”.

Bórquez comentó que desde el Apruebo se plantea que hay temores infundados sobre la propuesta. Frente a esto, manifestó que “si tenemos que explicar cada uno de los artículos por las dudas, entonces, no es un buen texto, ya que un texto de debe explicar por sí solo”.

Además, planteó que “la incertidumbre económica prevista en una eventual desigualdad en los aportes basales, la cual debe analizarse en un contexto de gratuidad, no le hace justicia al aporte centenario de todas las universidades públicas no estatales al desarrollo del país”.

También recordó que “desde que se creó el Consejo de Rectores, que todos los gobiernos consideraban que la provisión mixta era un buen sistema para el país, por lo tanto, recibían aportes las universidades públicas estatales como las no estatales”.

“En esta Constitución se plantea un sistema público estatal, por lo tanto, no hay claridad de lo que va a pasar, y también desconoce la historia de nuestras universidades”, añadió.

Cápsulas Constitucionales

Suscríbete a nuestro newsletter

NewsLetter

Recibirás la información del mejor diario digital del país.

Completa este formulario de inscripción y recibirás nuestro newsletter




    * Todos los campos son requeridos.

    Un momento...

    Muchas gracias por suscribirte.

    Pronto empezarás a recibir en tu correo el NewsLetter de el Diario de la Educación.