EDUCACIÓN


Mediante nuevos artículos ingresados por el gobierno a la ley de reajuste del sector público se facultará a los sostenedores a hacer uso extraordinario de los saldos en la Subvención Escolar Preferencial (SEP).

La deserción escolar se ha vuelto un tema preocupante para diversos sectores, dado que son más de 50 mil alumnos los que no se matricularon en ninguna escuela durante este año, lo que ha motivado una serie de medidas.

Entre ellas está la recientemente impulsada desde el gobierno, en la cual se busca destinar recursos para que los establecimientos puedan desarrollar acciones que permitan retener a alumnos y revincular a aquellos que han desertado.

El gobierno incluyó en la ley de reajuste del sector público dos artículos con los cuales se busca, por un lado, facultar a los sostenedores que en 2023 puedan utilizar de forma extraordinaria el saldo de la Subvención Escolar Preferencial (SEP), para el “desarrollo de planes y acciones que tengan por objeto la revinculación o continuidad de trayectoria educativa de estudiantes con riesgo o en situaciones de abandono educativo”.

Mientras que el otro artículo, se enfoca en permitirles desarrollar acciones en la misma línea, pero con la Subvención Pro-Retención, que tiene un presupuesto de $42 mil millones este año.

Macarena Estrada, académica de la Facultad de Educación U. San Sebastián, Magister en Intervención Educativa, en entrevista con el Diario de la Educación comentó que si bien destacó la medida, alertó sobre los cuidados que debe haber para que los recursos lleguen en igual medida y proporción a todos quienes lo necesiten.

“Considero que es importante tener mecanismos que busquen la solución a este problema que se ha presentado, específicamente este último año en mayor medida, pero también hay que tener en cuenta y considerar que hay municipios o territorios donde efectivamente esto es un problema mayor que en otros. Por lo tanto, también hay que tener cuidado y poner énfasis en que los dineros que efectivamente se entreguen sean proporcional a esto y que no haya nuevamente desigualdades en que todos puedan recibir lo mismo a pesar de que el problema tenga una envergadura diferente”, sostuvo la académica.

Asimismo, indicó que debe haber mecanismos que regulen que los fondos se están ocupando. “Porque si no nuevamente podemos quedarnos en que en el escrito está muy bien formulado, pero en la práctica no llegan los recursos a las personas que realmente las están necesitando y el problema puede persistir, y peor aún, podría aumentar la deserción en los próximos años en nuestro país”, advirtió Estrada.

Cápsulas Constitucionales

Suscríbete a nuestro newsletter

NewsLetter

Recibirás la información del mejor diario digital del país.

Completa este formulario de inscripción y recibirás nuestro newsletter




    * Todos los campos son requeridos.

    Un momento...

    Muchas gracias por suscribirte.

    Pronto empezarás a recibir en tu correo el NewsLetter de el Diario de la Educación.