NACIONAL


La monarca falleció en residencia de Balmoral en Escocia y, según comunicado oficial de la casa real, dejó de existir “pacíficamente”, y su sucesor en el trono será su hijo Carlos.

A las 18:30 hora local se confirmó la muerte de la reina Isabel II de Inglaterra a los 96 años. El deceso se produjo en su residencia de Balmoral en Escocia, lugar donde llegó parte de su familia para despedirla.

En un comunicado publicado en la cuenta oficial de la familia real en Twitter, se indicó: “La reina ha muerto en paz en Balmoral esta tarde. El rey y la reina consorte permanecerán en Balmoral esta noche y regresarán a Londres mañana”, mensaje que, según el protocolo establecido para estos casos, fue publicado en la cuenta de la Casa Real, y dado a conocer por la cadena BBC de Londres.

El comunicado también dejó establecido que su sucesor en el trono británico será su hijo, el príncipe de Gales, que en noviembre cumplirá 74 años.

Llegado el momento, Carlos tendrá que elegir el nombre con el cual quiera reinar.

Con este deceso se pone fin a siete décadas de reinado de una de las figuras más emblemáticas de la última parte del siglo XX y lo que va del siglo XXI, no solo en Reino Unido, sino en el mundo entero.

 

Cápsulas Constitucionales

Suscríbete a nuestro newsletter

NewsLetter

Recibirás la información del mejor diario digital del país.

Completa este formulario de inscripción y recibirás nuestro newsletter




    * Todos los campos son requeridos.

    Un momento...

    Muchas gracias por suscribirte.

    Pronto empezarás a recibir en tu correo el NewsLetter de el Diario de la Educación.