NACIONAL


La última encuesta Cadem arrojó que el 87% considera que la delincuencia ha aumentado en el último año, y que un 80% siente mucho o bastante temor a ser víctima de un delito.

La última encuesta Cadem arrojó que el 87% de encuestados considera que la delincuencia ha aumentado en el último año, seis puntos más que la medición de agosto, y que un 80% siente mucho o bastante temor a ser víctima de un delito, siendo los lugares con comercio ambulante (85%) y manejar o caminar por las noches (82%) las instancias que mayor preocupación generan.

Ante esos antecedentes, Mauricio Duce, académico de la Facultad de Derecho UDP y director del Programa de Reformas Procesales y Litigación UDP, explicó al Diario de la Educación que, si bien los resultados están en línea con lo que arrojan otras mediciones, como la Encuesta Nacional Urbana de Seguridad Ciudadana y el Índice de Paz Ciudadana, existiría una percepción desacoplada.

“Es importante tener presente que la evidencia muestra que esta percepción está desacoplada de lo que ocurre tratándose de la realidad de algunos delitos. En aquellos que mide la Encuesta Nacional Urbana de Seguridad Ciudadana se ha producido que son siete delitos de mayor connotación social y se ha venido produciendo una baja consistente en la cantidad de delitos desde hace varios años y lo mismo indica el Índice de Paz Ciudadana, tratándose de los robos, intento de robo en donde el índice estaría estabilizado en una zona baja en los últimos años”, explicó.

Añadió que es relevante estudiar por qué se produce esa diferencia. “Ahí hay un tema importante que examinar sobre por qué se produce ese ‘desacople’ entre la percepción de aumento del delito, y lo que efectivamente ocurre en algunas categorías de delitos. En otros, en cambio, por ejemplo, el homicidio, tenemos evidencia que muestra que efectivamente ha habido un aumento importante en los últimos años”, sostuvo.

Respecto de aquellas personas que son finalmente víctimas de delito, el académico de la UDP recomendó denunciar, ya que de ese modo es posible hacer una persecución adecuada. “La evidencia muestra que el porcentaje de hogares que han sido víctimas de delitos donde luego se denuncia ha venido bajando en el tiempo lo mismo que las personas que han sido víctimas de robos o intento de robo han denunciado menos el último año que en años anteriores”, señaló.

El académico hizo ver que “denunciar es clave porque si el sistema de Justicia Penal no recibe la denuncia, ya sea porque la recibe alguna de las policías o directamente ante el Ministerio Público, la posibilidad de esclarecimiento de esos delitos va a ser prácticamente nula y eso va a aumentar la brecha de impunidad. Por lo tanto, es muy clave que la gente vaya al sistema y da a conocer el que fue víctima de un delito”.

Consultado si el actual sistema penal está preparado para un aumento en ciertos delitos, Duce advirtió de los cambios a realizar en el sistema para enfrentar aparición de nuevos delitos.

“Hay que diferenciar entre el tipo de delito del cual estamos hablando porque respecto de algunos efectivamente se ha producido una baja y respecto a otros hay un alza y para ellos hay que desarrollar metodologías más sofisticadas que se hagan cargo de los nuevos problemas que se presentan, como por ejemplo en el caso de los homicidios. Nuestro sistema tiene que hacer algunos cambios para precisamente mejorar sus indicadores de eficacia en esos delitos se están presentando de una manera distinta y por tanto al sistema le está costando poder responder con eficacia a eso. En principio el sistema sí podría estar en condiciones de resolverlos en la medida en que haga los ajustes necesarios”, manifestó el académico UDP.

 

Cápsulas Constitucionales

Suscríbete a nuestro newsletter

NewsLetter

Recibirás la información del mejor diario digital del país.

Completa este formulario de inscripción y recibirás nuestro newsletter




    * Todos los campos son requeridos.

    Un momento...

    Muchas gracias por suscribirte.

    Pronto empezarás a recibir en tu correo el NewsLetter de el Diario de la Educación.