NACIONAL


La académica y directora de la carrera de Enfermería de la Universidad Andrés Bello sede Concepción, Sara Contreras, advierte sobre la Intoxicación Etílica Aguda (IEA), precisando que se produce después de beber una cantidad de alcohol mayor a la que el cuerpo puede manejar.

Se vienen las fiestas patrias y también se encienden las alertas ante el consumo de alcohol, considerando que Chile está entre los países del mundo donde más se bebe.

La académica y directora de la carrera de Enfermería de la Universidad Andrés Bello sede Concepción, Sara Contreras, precisa que en estas fechas aumenta la venta y disponibilidad de alcohol. Al respecto, puntualiza que la Intoxicación Etílica Aguda (IEA) se produce después de beber una cantidad de alcohol mayor a la que el cuerpo puede manejar.

“La dosis que produce los síntomas es muy variable entre una persona y otra, y depende de la cantidad ingerida y de la tolerancia adquirida. El curso de la intoxicación puede oscilar desde una leve desinhibición, hasta coma etílico con depresión respiratoria y muerte”, asegura Contreras.

Los signos y síntomas pueden ser confusión, vómitos, convulsiones, respiración lenta (menos de ocho respiraciones por minuto), respiración irregular (intervalos de más de 10 segundos entre respiraciones), piel azulada o pálida, desmayos (pérdida del conocimiento) sin poder despertarse.

“Es por esto por lo que se debe consultar a médico o trasladar a la persona a un servicio de urgencia; además se debe mantener vigilancia estricta a personas que han bebido en exceso, pero que no presentan síntomas de intoxicación; se debe chequear constantemente el nivel de conciencia, la respiración, la temperatura y coloración de la piel; acostarlos de lado (evitar ahogo por vómito); revisar que no presenten golpes o heridas y mantenerlos abrigados”, precisa la especialista.

Como recomendaciones generales para que estas fiestas patrias sean sanas, sugiere mantenerse hidratado constantemente, prefiriendo tomar agua potable o bebidas sin azúcar.

Es bueno, además, realizar actividad física diaria de baja o alta intensidad. “Si el día 17 se come y toma en exceso, a la mañana siguiente se aconseja salir a caminar o andar en bicicleta. También es útil bailar durante las celebraciones”, recomienda la profesional.

Un buen desayuno ayuda a no tener tanta hambre a la hora de almuerzo. Lo ideal es, por ejemplo, privilegiar nutrientes que contengan proteínas y fibra, con aportes menores de carbohidratos, y comer solo una empanada.

Es clave optimizar las comidas y fraccionarlas a lo largo del fin de semana de celebración: un día se puede optar por comer empanadas, pero no así choripanes, y viceversa. Y el último día se recomienda preferir asado con ensaladas.

Intoxicación alimentaria

La académica informa también que la intoxicación alimentaria, también denominada “enfermedad transmitida por los alimentos”, es una enfermedad provocada por comer alimentos contaminados. Explica que las causas más frecuentes de intoxicación alimentaria son los organismos infecciosos —entre ellos, bacterias, virus y parásitos— o sus toxinas. El riesgo, dice, está en alimentos que se exponen al calor o se ha roto la cadena de frío para mantenerlos.

Los síntomas más frecuentes son diarrea, vómitos, malestar estomacal y náuseas, éstos pueden comenzar horas después de ingerir el alimento contaminado, o bien pueden comenzar días o incluso semanas después. Las náuseas que genera la intoxicación alimentaria suelen durar entre unas horas y varios días.

La complicación más frecuente es la deshidratación y sobre todo en los grupos de riesgo como adultos mayores y niños: enfermos crónicos y mujeres embarazadas.

Se sugiere acudir a un servicio de urgencia si los síntomas persisten por horas o se van agravando. Algunas medidas para prevenir estas intoxicaciones son las medidas de higiene, lavarse las manos y limpiar las superficies de trabajo antes, durante y después de preparar los alimentos.

Es importante separar las carnes, las aves, el pescado, los mariscos y los huevos crudos de los alimentos listos para comer. Usar distintas tablas de cortar y mantener las carnes crudas alejadas de los otros alimentos tanto en el carrito de las compras como en el refrigerador.

Para cocinar los alimentos es recomendable hacerlo a la temperatura interna adecuada para eliminar bacterias dañinas, sobre todo vigilar la cocción adecuada del pollo en la parrilla.

Las sobras se deben refrigerar dentro de las 2 horas de haberse cocinado (o dentro de 1 hora si la comida se expuso a temperaturas superiores a 25°C, por ejemplo, dentro de un auto).

 

Cápsulas Constitucionales

Suscríbete a nuestro newsletter

NewsLetter

Recibirás la información del mejor diario digital del país.

Completa este formulario de inscripción y recibirás nuestro newsletter




    * Todos los campos son requeridos.

    Un momento...

    Muchas gracias por suscribirte.

    Pronto empezarás a recibir en tu correo el NewsLetter de el Diario de la Educación.