NACIONAL


Al día siguiente del desastre, Constanza Martínez careció de autocrítica y descartó que se suspendan los dos conciertos restantes, con un refuerzo, eso sí, en la seguridad.

“¿Preparados para bailar con Daddy Yankee? Por nuestro lado ya comprobamos el cumplimiento de medidas y protocolos de seguridad en el Estadio Nacional para que este 27, 28 y 29 disfrutemos con calma y sin llamados de emergencias”.

Ese era el mensaje que entregaba por Twitter el pasado lunes la delegada presidencial de la Región Metropolitana, Constanza Martínez. Así, finalmente se desarrolló el martes el primero de los tres conciertos del artista puertorriqueño.

Pero, tal como dice una de sus canciones, el “descontrol” se tomó la realización del evento. Miles de personas entraron a la fuerza al Estadio, se denunciaron agresiones a personal de seguridad, y que no se respetaron las ubicaciones al interior del recinto.

Al día siguiente, la delegada confirmó que hubo personas lesionadas, pero no de gravedad, y descartó que se suspendan los shows restantes, cumpliendo, eso sí, con el refuerzo de medidas de seguridad.

Tras el caos, Martínez careció de autocrítica enfatizando que es un evento “privado”.

“Se reforzaron las exigencias de seguridad, fuimos a terrero para poder revisar que éstas se dieran. Hubo eventos que tuvieron que ver con reventonas (…) Hubo un problema tanto de exigencias de la productora que nos señalaron que se van a mejorar (…) Nosotros como autoridad, damos las conformidades, pero éstos son eventos privados”, puntualizó.

 

Cápsulas Constitucionales

Suscríbete a nuestro newsletter

NewsLetter

Recibirás la información del mejor diario digital del país.

Completa este formulario de inscripción y recibirás nuestro newsletter




    * Todos los campos son requeridos.

    Un momento...

    Muchas gracias por suscribirte.

    Pronto empezarás a recibir en tu correo el NewsLetter de el Diario de la Educación.