NACIONAL


La organización criminal está acusada de cometer delitos tales como infracción a la ley de control de armas, robos con fuerza e intimidación, asociación ilícita, lavado de activos, falsificación o uso malicioso de instrumentos públicos, receptación, estafa y otras defraudaciones contra particulares.

Carabineros informó la desarticulación de una organización criminal acusada de cometer delitos tales como infracción a la ley de control de armas, robos con fuerza e intimidación, asociación ilícita, lavado de activos, falsificación o uso malicioso de instrumentos públicos, receptación, estafa y otras defraudaciones contra particulares.

Según los antecedentes, la banda era encabezada por un profesional con estudios de posgrado. En la denominada operación “60 Segundos”, hubo 15 detenidos durante el proceso investigativo y uno en flagrancia; 168 arrestados conduciendo vehículos robados vinculados a la organización; 162 de estas máquinas recuperadas luego de ser robadas mediante la violencia, la intimidación o la fuerza; 6.500 millones de pesos en vehículos recuperados; cuatro pistolas semiautomáticas y una escopeta recuperada.

La ministra del Interior, Carolina Tohá, destacó el procedimiento, e hizo ver que “detrás del robo de estos vehículos hubo personas que iban conduciendo y que tuvieron pánico, que fueron amenazadas, que tuvieron un arma en la sien, que fueron golpeadas, que temieron por sus vidas”.

“Esos son los temores que tiene hoy día la población y esos temores se combaten con un trabajo investigativo que muchas veces toma tiempo, que muchas veces es invisible, que muchas veces genera alarma, porque no se queda con el último soldado que roba el auto, sino que va hacia atrás y va a buscar a los responsables, va a buscar a los que se enriquecen, a los que organizan este tipo de delitos, que no son las personas que nos imaginamos como delincuentes”, añadió.

Seguidamente, la secretaria de Estado puso el acento en que, “en el caso del cabecilla de esta banda, es un profesional, una persona que está haciendo estudios de posgrado y que está a la cabeza de una banda criminal que ha -de acuerdo a lo que esta investigación ha mostrado- robado más de 300 vehículos y generado más de 500 víctimas”.

Detalles de la investigación

La policía uniformada detalló que el robo violento y con fuerza de vehículos, además de su blanqueamiento, eran la especialidad de esta organización criminal investigada y neutralizada gracias a la labor desarrollada por el Departamento Encargo y Búsqueda de Personas y Vehículos de Carabineros, en conjunto con la Fiscalía de Análisis Criminal y Focos Investigativos Occidente.

Con el propósito de desarrollar esta operación de gran magnitud, el Departamento SEBV logró determinar el modus operandi mediante la aplicación de diferentes técnicas especiales de investigación, entre las cuales destacan la interceptación telefónica, seguimientos, vigilancias y la utilización de “tecnología de punta” y drones. Todo ello permitió identificar la estructura criminal y la ubicación de los centros de acopio de vehículos para su hibernación y posterior adulteración para reinsertarlos en el mercado formal.

La operación “60 Segundos” consideró la intervención en tres regiones del país, con  allanamientos simultáneos, en los que participaron 345 efectivos policiales para la detención, además de la entrada y el registro de los domicilios de los cabecillas de la organización. Para este cometido se desplegó personal especializado en la Región Metropolitana (Puente Alto, La Florida, San Bernardo, Paine, Calera de Tango, Peñaflor, Huechuraba, Lampa, Recoleta, Pedro Aguirre Cerda y San Miguel), en la Región de Valparaíso (Casablanca y Villa Alemana) y en la Región de O’Higgins (Santa Cruz y San Fernando).

En este contexto se pudo establecer que la organización criminal vulneró el sistema de inscripción vehicular; creó 25 empresas “de papel” asociadas al giro de importación y venta de vehículos; indujo a través de diversas redes criminales la ejecución de 319 robos violentos y con fuerza de vehículos que atacaron en cerca de 40 comunas de la Región Metropolitana; gestó un patrimonio ilícito aproximado de 6.500 millones de pesos; plagió marcas de reconocidas automotoras para simular formalidad de las empresas; suministró logísticamente a otras organizaciones criminales, abasteciéndolas de vehículos para la comisión de otros ilícitos; generó gemelo vehicular del mismo vehículo reinscrito fraudulentamente para abultar patrimonio; y afectó a más de 500 personas, quienes fueron víctimas de robos violentos o con fuerza de vehículos, y posterior engaño y defraudación, al vender vehículos robados simulando otra “identidad”.

Fue así como Carabineros logró la detención de 16 sujetos en el marco del proceso investigativo y de un individuo en flagrancia durante un allanamiento. De este total, cuatro son mujeres y 12 hombres, todos de nacionalidad chilena y mayores de edad, quienes registran diversos antecedentes policiales y penales.

 

Cápsulas Constitucionales

Suscríbete a nuestro newsletter

NewsLetter

Recibirás la información del mejor diario digital del país.

Completa este formulario de inscripción y recibirás nuestro newsletter




    * Todos los campos son requeridos.

    Un momento...

    Muchas gracias por suscribirte.

    Pronto empezarás a recibir en tu correo el NewsLetter de el Diario de la Educación.