NACIONAL


El presidente del Colegio Médico Regional Valparaíso, Ignacio de la Torre, criticó que luego de tener que adelantar y extender las vacaciones de invierno producto del aumento en la circulación viral y su impacto en las hospitalizaciones y uso de camas pediátricas, no se hayan modificado los protocolos que llevaron a esa situación. Por su parte, la ex subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, alertó por el rezago en vacunación de refuerzo en menores de 17, y llamó a la comunidad escolar a testearse ante cualquier síntoma respiratorio.

Luego que el Gobierno decidiera adelantar las vacaciones de invierno y sumar una semana adicional para así disminuir la alta circulación de virus respiratorios y un aumento en la ocupación de camas críticas pediátricas hospitalarias, el presidente del Colegio Médico Regional Valparaíso, Ignacio de La Torre mostró su preocupación ya que hasta el momento se desconocen medidas que vayan en línea de evitar que esa situación se repita. Esto en el contexto en que durante esta semana los estudiantes retomaron las clases presenciales.

Si bien valoró el haber adelantado las vacaciones, ya que ayudó a disminuir la circulación viral, criticó que este tiempo de receso no se ocupara para socializar nuevas medidas que permitieran avanzar en mayor protección de los estudiantes.

“Uno esperaba haber encontrado cambios en el protocolo de prevención de contagios en el aula de parte del Ministerio de Educación y del Ministerio de Salud, precisamente durante este periodo de receso, de tal manera que estos cambios se hubieran podido aplicar y hubiesen tenido el tiempo para ver probados y ejecutados en estas semanas. Ha servido adelantar las vacaciones, pero la gran pregunta que nos hacemos todos es cuál es el conjunto de medidas que hemos tomado todos para que el retorno a las clases al segundo semestre sea más seguro que el que tuvimos en el primer semestre. Entendiendo la relevante importancia que tiene estar en clases”, indicó el Doctor.

Añadió que durante el receso se perdió una oportunidad. “Hemos perdido una oportunidad de mejorar los estándares de ventilación en las aulas, de mejorar los protocolos de prevención de contagio en el aula, de potenciar la vacunación de cerca de un millón de escolares que no tienen sus dosis al día, ya que de contar con esas vacunas tendrían herramientas adicionales para prevenir los contagios, para ellos y para el resto de su entorno escolar, personal y familiar”.

El médico llamó a las autoridades a que ambos ministerios, Educación y Salud trabajen “colaborativamente y de manera concertada para prevenir los contagios mediante una campaña educativa firme y sólida, con un lenguaje simple y que sea aplicable por la ciudadanía”, indicó.

Por su parte, la ex subsecretaria de Salud Pública y actual directora ejecutiva de Centro de Políticas Públicas e Innovación en Salud de la U. Del Desarrollo, (CIPS-UDD), Paula Daza, alertó sobre el rezago que existe en más de un millón de niños menores de 17 años en vacunación de refuerzo del COVID-19.

Tras un estudio realizado por el CIPS-UDD se verificó que existen 1.064.735 menores de 17 años, quienes no están con su calendario de vacunación al día en dosis de refuerzo. De ellos, el 69% registra más de seis meses desde que se puso su segunda dosis para completar su esquema primario de vacunación.

“Para un retorno a clases de manera más segura, lo mejor es que se potencia la vacunación contra COVID-19 en escolares porque los protege, al menos, contra uno de los virus presentes este invierno. Es preocupante la gran cantidad de niños, que comenzarán su segundo semestre y que no tienen puesta su dosis de refuerzo, sabiendo además que después de los seis meses desde que se puso la segunda dosis, baja la efectividad. Conocer las razones para no estar al día con su calendario de vacunación es clave para poder avanzar en la cobertura y mantenerlos protegidos”, sostuvo Paula Daza, directora ejecutiva de CIPS-UDD.

La ex autoridad recomendó que, tanto para estudiantes como para sus padres, y educadores, el testeo ante cualquier síntoma respiratorio es esencial. “No le bajemos el perfil pensando que es otro virus. Probablemente, lo sea. Pero si en vacaciones tuvieron conducta de riesgo, como estar sin mascarilla cerca de otras personas, principalmente en espacios cerrados, es ideal testearse para descartar que es COVID-19 y así evitar contagios en los colegios. Esto ayudará a evitar brotes y a que los niños no pierdan más clases”, concluyó.

Cápsulas Constitucionales

Suscríbete a nuestro newsletter

NewsLetter

Recibirás la información del mejor diario digital del país.

Completa este formulario de inscripción y recibirás nuestro newsletter




    * Todos los campos son requeridos.

    Un momento...

    Muchas gracias por suscribirte.

    Pronto empezarás a recibir en tu correo el NewsLetter de el Diario de la Educación.