NACIONAL


La Encuesta Jóvenes, Participación y Medios de la Universidad Diego Portales (UDP), en conjunto con Feedback Comunicaciones, mostró en sus principales resultados un aumento del pesimismo en 9 puntos respecto de la medición de 2021 y una baja de las emociones positivas como esperanza y tranquilidad.

“Sólo algunas cosas deben cambiar (en el país) para resolver los problemas urgentes”. Un 42% de los jóvenes comparte esta opinión en 2022, de acuerdo con los resultados de la más reciente Encuesta Jóvenes, Participación y Medios, que año a año realiza la Universidad Diego Portales, a través de su Centro de Investigación en Comunicación, Literatura y Observación Social (CICLOS), en conjunto con Feedback Comunicaciones.

Esta afirmación, que también fue medida en 2021 y que registró sólo un 26% de adherencia, contrasta con la disminución de posiciones más extremas que apuntaban a  la necesidad de cambios radicales e inmediatos en el país para resolver los problemas de la gente, postura apoyada sólo por el 17% de las personas encuestadas, a diferencia del 27% registrado en 2021.

De acuerdo con las conclusiones del estudio, que se aplica a jóvenes de entre 18 y 29 años pertenecientes a 49 comunas en los principales centros urbanos de las regiones de Valparaíso, Biobío y Metropolitana, el abandono de los extremos puede vincularse con un aumento del pesimismo respecto del futuro del país, tendencia que aumentó 9 puntos en la última medición (17% en 2021 a 26% en 2022), mismo ritmo con que disminuyó el optimismo (32% en 2021 a 23% en 2022).

Dentro de estos sentimientos negativos, se observa un crecimiento de la incertidumbre y del temor, que pasaron de un 31% a 39% y de un 5% a 10% respectivamente, en relación con la encuesta de 2021. Como parte de la misma tendencia, el sentimiento de esperanza cayó desde un 18% a 9% y el de tranquilidad de un 15% a un 8%, también en comparación al año pasado.

“La mayor parte de los jóvenes sigue considerando que es necesario realizar cambios bastante profundos en el país, lo que va cambiando es que el año pasado, por ejemplo, teníamos un alto porcentaje de jóvenes que consideraba que los cambios tenían que hacerse muy profundamente, lo que bajó en 2022, mientras que subieron los que piensan que algunas cosas deben cambiar solamente, las más urgentes. Hay una sensación de pesimismo respecto de la situación y pérdida de la esperanza, con lo que se va corriendo un poco hacia abajo el umbral de lo que se esperaba”, explica Nicolle Etchegaray, investigadora de CICLOS UDP a cargo de la encuesta.

La experta plantea que estos sentimientos responden fuertemente a los procesos políticos, sociales y sanitarios que ha enfrentado no sólo el país, sino el mundo y que afectaron a la población en general, más allá de sólo los jóvenes. “Nosotros lo vinculamos fundamentalmente con explicaciones más sociológicas, por ejemplo, al nivel de incertidumbre que se vive. Si nos fijamos, desde el estallido social hasta ahora, han sucedido crisis profundas a nivel sociopolítico, luego una crisis sanitaria y finalmente una crisis económica que aparece a nivel global. Es en este contexto donde tenemos que mirar los datos”, plantea.

Proceso constituyente, pueblos originarios e inmigración

En este período también se consultó respecto de la Convención Constituyente, donde se observó una preferencia por la opción Rechazo, que se hizo más fuerte a mayor nivel socioeconómico. Sin embargo, también se manifestó un grado de acuerdo con las diversas propuestas que incluía la propuesta de Nueva Constitución, especialmente en temas relacionados con el compromiso con el medio ambiente, agua como derecho humano (81%), paridad de género (65%) y derechos sobre el propio cuerpo (73%), que contaron con altos niveles de acuerdo y puntos fuerza a apoyar por este grupo. En el otro extremo, se posicionaron las propuestas relacionadas con un sistema nacional de salud universal, la eliminación del Senado y el reconocimiento de Chile como país plurinacional, las cuales promediaron solo un 30% de apoyo.

También se volvieron a retomar preguntas con series históricas más amplias, por ejemplo, relacionadas con pueblos originarios e inmigrantes, donde la postura de los jóvenes desde el 2018 presenta un cambio importante. Entre ambas mediciones baja considerablemente el interés y apoyo que manifiestan los jóvenes hacia el conflicto en la macrozona sur, pues se declararon opiniones menos favorables hacia la causa mapuche de lo que estaban hace cuatro años, con lo que se transforma en un tema que les interesa mucho menos (50% se declaró interesado o muy interesado en 2018, versus 17% en 2022). Esta misma situación se observa en las demandas específicas relacionadas al pueblo mapuche, donde el grado de acuerdo con ellas baja 40% en promedio, con lo que ninguna supera el 30% de apoyo en 2022.

Respecto de la inmigración, entre los años 2018 y 2022 se observa una acentuada disminución de la valoración y respaldo a los derechos de los inmigrantes en Chile, mientras crece entre los jóvenes la percepción de que el aumento de la migración está asociado a la delincuencia (68% estuvo de acuerdo con esta afirmación, versus un 26% en 2018). Asimismo, bajó el grado de acuerdo con que el Gobierno debería preocuparse de que los extranjeros cuenten con los mismos derechos que los chilenos (de 55% a 34%), o que ellos son un aporte a la cultura del país (de 47% a 30%).

 

Cápsulas Constitucionales

Suscríbete a nuestro newsletter

NewsLetter

Recibirás la información del mejor diario digital del país.

Completa este formulario de inscripción y recibirás nuestro newsletter




    * Todos los campos son requeridos.

    Un momento...

    Muchas gracias por suscribirte.

    Pronto empezarás a recibir en tu correo el NewsLetter de el Diario de la Educación.