NACIONAL


Ante aumento de denuncias por acoso en el transporte público, Beatriz Mella, directora del Centro de Investigación Ciudhad de la Universidad Andrés Bello, sostiene que se deben tomar “acciones urgentes”, entregar mayor visibilización de espacios de denuncia y sanciones asociadas al tema.

Hace algunas semanas, Metro de Santiago reveló cifras sobre las denuncias de acoso sexual al interior de ese medio de transporte, las que mostraron un aumento de entre enero y septiembre de este año, respecto del año anterior. Las denuncias de todo 2021 fueron 123, mientras que las de 2022, entre enero y diciembre, ya suman 160, es decir, 37 más, faltando aún un trimestre no contabilizado.

Al respecto Beatriz Mella, directora del Centro de Investigación Ciudhad de la Universidad Andrés Bello (UNAB), y doctora en Planificación Urbana y de Transporte, sostuvo que los resultados entregados por Metro son “muy poco sorprendentes”. El tema de acoso callejero y en el espacio público contra las mujeres, a su juicio, está “absolutamente normalizado. No hay una campaña fuerte y si bien hay autoridades que están trabajando en esta materia para proveer de soluciones (…) si bien hay una preocupación, no existe una priorización de la problemática como debiera ser. Los números son absurdos y son muy alarmantes respecto de cómo las mujeres están hoy en día vivenciando el moverse en la ciudad”, sostuvo.

Para la experta en temas de género, “falta mayor visibilización a los usuarios y usuarias que son víctimas de acoso, así como también a usuarios que miran lo que está pasando. Una campaña de sensibilización fuerte en la cual se generen espacios para que puedan denunciar, y que las sanciones sean acordes a lo relevante del problema, porque los castigos de quienes acosan no están visibilizados”, indicó Mella.

Los antecedentes que maneja la académica muestran que segregar a las mujeres en vagones no tiene sentido ni resultados. “En el caso de México, se ha probado que la violencia contra la mujer no disminuye después de esas medidas, y el acoso no es solo al interior de los vagones, sino también al interior de las estaciones, en las plataformas, y en las entradas y salidas”, afirmó.

En su opinión, se requiere de un cambio cultural y se debieran tomar “acciones urgentes”, para terminar con esta situación. “Esto no es tema hoy y debiera serlo”, advirtió.

Entre las recomendaciones que entregó está el impulsar campañas de comunicación respecto de cuáles son las sanciones asociadas a este tipo de conductas, donde se muestre claramente dónde las mujeres pueden hacer las denuncias. “Debe existir una campaña de concientización, así la visibilización y la sanción pública serán más efectivas que lo que existe actualmente, que es una completa invisibilización del tema”, concluyó.

 

Cápsulas Constitucionales

Suscríbete a nuestro newsletter

NewsLetter

Recibirás la información del mejor diario digital del país.

Completa este formulario de inscripción y recibirás nuestro newsletter




    * Todos los campos son requeridos.

    Un momento...

    Muchas gracias por suscribirte.

    Pronto empezarás a recibir en tu correo el NewsLetter de el Diario de la Educación.