NACIONAL


"Si bien aún es temprano para entregar datos más detallados, de acuerdo a información de nuestros equipos técnicos en terreno, y también de nuestros comités de cerezas, arándanos y uvas de mesa, hasta ahora los daños producto de la lluvia, y en algunos casos granizos, serían acotados según región, comuna, localidad y plantación", precisó el presidente de Asoex.

Una vez más el clima pone a prueba al sector de la fruta fresca del país. Este fin de semana, desde la región de Valparaíso a Los Lagos se dejaron sentir precipitaciones, e incluso en algunos casos caída de granizos como sucedió en Rancagua.

Al respecto, los presidentes de la Asociación de Exportadores de Frutas de Chile AG (Asoex), Iván Marambio, y de la Federación de Productores de Frutas de Chile (Fedefruta), Jorge Valenzuela, manifestaron que los daños catastrados hasta ahora, son acotados.

“Si bien aún es temprano para entregar datos más detallados, de acuerdo a información de nuestros equipos técnicos en terreno, y también de nuestros comités de cerezas, arándanos y uvas de mesa, hasta ahora los daños producto de la lluvia, y en algunos casos granizos, serían acotados según región, comuna, localidad y plantación”, precisó el presidente de Asoex.

“Por ejemplo, entre un productor y otro de la misma zona los efectos difieren. Nos encontramos con plantaciones que sufrieron daño y vecinas que no. Esta situación climática adversa se suma a los desafíos que está enfrentando el sector esta temporada, como es el caso de los nudos logísticos”, agregó.

Por su parte, el timonel de Fedefruta comentó que el gremio que representa ha hecho la consulta a los productores sobre los efectos de este frente. En la zona central, comprendida entre las regiones Metropolitana y del Maule, uno de cada cinco fruticultores tuvo algún grado de complicación, y pese a que la mitad de los que han observado daños en las cosechas tuvo caída de granizos, las estimaciones preliminares de daños en los huertos afectados no superan el 10% de las cosechas tempranas.

“Eso no quita que otros productores tengan pérdidas mayores”, afirmó Valenzuela, “porque este tipo de lluvias y granizadas de primavera son traicioneras y caen de forma muy impredecible en un territorio, perdonando a muchos, aunque ensañándose con otros. Además, estas lluvias van a determinar los manejos agronómicos de las cosechas de diciembre en adelante, según nos señaló el 70% de los productores”, precisó.

En ese aspecto, Iván Marambio aseveró que “estas lluvias implicarán mayores costos, especialmente para los pequeños y medianos productores, quienes deberán realizar aplicaciones y manejos para evitar que la fruta vea afectada su condición y calidad a exportar. En unos días más tendremos mayores detalles respecto a posibles cambios en las estimaciones para las exportaciones de arándanos, cerezas y uvas de mesa”.

 

Cápsulas Constitucionales

Suscríbete a nuestro newsletter

NewsLetter

Recibirás la información del mejor diario digital del país.

Completa este formulario de inscripción y recibirás nuestro newsletter




    * Todos los campos son requeridos.

    Un momento...

    Muchas gracias por suscribirte.

    Pronto empezarás a recibir en tu correo el NewsLetter de el Diario de la Educación.