NACIONAL


El economista y exdecano de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile cuestionó que el Gobierno no exponga los efectos que puede tener esta iniciativa en los sueldos de los trabajadores, que podrían bajar o no subir como antes.

Esta semana el gobierno anunció que se reactivará el Proyecto de Ley que reduce de 45 a 40 horas la semana laboral, con la presentación de indicaciones desde el Ejecutivo, y la instrucción de suma urgencia para su tramitación.

El proyecto fue presentado por la actual ministra secretaria general del Gobierno, Camila Vallejos, en su época de parlamentaria junto a otros diputados, y tras ser aprobado por la Cámara, quedó estancado una vez que llegó al Senado, lugar donde se encuentra actualmente, en su segundo trámite constitucional.

Esta semana se presentaron algunas de las indicaciones al proyecto, las que contemplan llevarlo a cabo en un plazo de 5 años, de manera gradual, donde el primer año reduciría a 44 horas, 42 el tercero, para llegar a 40 en el quinto año.

Asimismo, se plantea la opción de adaptarlo a la realidad que puedan tener los distintos sectores de la Economía, lo que se suma a una serie de medidas de incentivo a la productividad, que aún no se dan a conocer.

Sin embargo, hay aspectos que, según el economista y exdecano de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, Joseph Ramos, no se han contemplado o que lisa y llanamente se han “solapado” y son, por ejemplo, el efecto que este proyecto puede tener en los salarios de los trabajadores y en el aumento del desempleo.

“Lo que busca este proyecto es aumentar las horas libres de las personas. El desafío es cómo hacer eso sin que bajen los sueldos, y la única forma de hacerlo es producir lo mismo que se hacía en 45 horas. El hacerlo gradual, es decir, una hora menos por año, obviamente alivia su efecto, porque cada año suele mejorar la productividad y la esperanza es que, con esto, junto a medidas que no han anunciado todavía sobre productividad, puedan hacer que la reducción de horas no implique una reducción salarial”, manifestó al Diario de la Educación.

Sin embargo, Ramos se mostró escéptico a que no bajar los sueldos pueda ser una realidad. “Lo único que he visto es la gradualidad, pero más que eso, no sé, yo creo que ese desafío que se pueda seguir produciendo lo mismo en menos horas yo muestro cierto escepticismo, tengo que ver para creer. Si bien en el debate que se dará en el Congreso este proyecto será apoyado porque es popular, quién de nosotros no quisiera trabajar menos y ganar lo mismo. Lo que no se dice es si esto al no producirse lo mismo que antes, conducirá o no a que las empresas tiendan a pagar menos”. Es por ello que según añadió “creo que esta es una política popular porque esconde este efecto sobre los salarios. Nadie lo levanta y ese es el tema de fondo en mi opinión”, indicó.

Insistió en que “me llama la atención que en la discusión no he leído nada nunca sobre que esto podría significar menor ingreso para el trabajador. Está solapadamente. Cuando el ministro Marcel dice que se tiene que aumentar la productividad y uno se pregunta por qué, bueno… esa es la razón. Ya que si dijeran – vamos a bajar las horas, pero el sueldo va a caer-, ahí la gente se levantaría porque en Chile los sueldos ya son bajos”.

Agregó que “en el proyecto original se decía que no se podía bajar el sueldo, pero si no pueden bajar el sueldo, hay un tema de posible desempleo, y por otro lado si no pueden bajar, también es posible que los sueldos no suban como antes. Eso es lo que no se dice en este proyecto y en toda la discusión al respecto, por eso el ministro Marcel ha enfatizado en la importancia de mejorar la productividad”, manifestó.

No obstante, destacó el trabajo del Ejecutivo, junto a otros organismos y gremios, para socializar este proyecto. “Todo eso es bueno mientras ayude a perfeccionar el proyecto”, recalcó.

Cápsulas Constitucionales

Suscríbete a nuestro newsletter

NewsLetter

Recibirás la información del mejor diario digital del país.

Completa este formulario de inscripción y recibirás nuestro newsletter




    * Todos los campos son requeridos.

    Un momento...

    Muchas gracias por suscribirte.

    Pronto empezarás a recibir en tu correo el NewsLetter de el Diario de la Educación.