NACIONAL


El economista advierte de los duros tiempos que se avecinan para el país centrando sus análisis en que la reforma tributaria que alista el Gobierno debe hacerse de forma gradual y acorde a la estrechez económica.

El último informe de política monetaria emitido por el Banco Central ratificó que Chile entrará en una fase de estancamiento económico, escenario que traerá un sinnúmero de consecuencias. En ese contexto, Tomás Flores, ex subsecretario de Economía de la primera administración de Sebastián Piñera, anticipa junto al Diario de la Educación una serie de turbulencias para las finanzas locales.

“La inyección de recursos para la pandemia en Chile generó un aumento del consumo de los hogares que originó un desequilibrio muy particular del país, no es habitual que hayan existido listas de espera para comprar un auto nuevo, eso no es normal y eso ocurrió en Chile y no pasó en otros países. Ese desequilibrio nos levantó la inflación por sobre lo ocurrido en el mundo, en general, la Unión Europea está con una inflación en torno al 7 y 8%, que es lo que tendríamos nosotros de no haber tenido ese fenómeno particular, por tanto, en la actualidad las proyecciones son de que en Chile la inflación se va a empinar en torno a un 13% en un par de semanas, lo que convirtió a la inflación en un problema que va más allá de lo que habitualmente genera la economía”, explicó

Esa mochila, como él mismo define, alteró de sobremanera el escenario económico del país sumado al nulo crecimiento proyectado para el 2023, una inflación que no dará tregua a los bolsillos de millones de compatriotas. “Cerca del 60% de esa inflación se debe a lo que vivimos el año pasado en un contexto donde la guerra de Ucrania agravó el problema. Durante 2023 habrá recesión, en un fenómeno que muchos esperábamos que empezara a ocurrir este año, pero con el saldo de los retiros de años anteriores generó este cambio hacia el próximo año, con la esperanza de que a partir del 2024 volvamos a un crecimiento más parecido a la tendencia del 2 a 3% anual”.

Para el académico, el escenario económico de Chile podría redundar en peligros de nuevos retiros y ayudas estatales, hechos que complicarían aún más las directrices del actual ministro de Hacienda, Mario Marcel. “Hay un peligro en torno a cómo el mundo político va a reaccionar frente a un momento económico que se viene bastante más adverso en el segundo semestre. El ministro de Hacienda logró neutralizar un retiro de fondos previsionales, lo logró con bastante esfuerzo en un contexto muy distinto en donde el empleo estaba creciendo y la economía exhibía buenos números, por eso el temor a que un contexto distinto haga que no sea posible para el ministro neutralizar nuevos retiros”.

¿Chile vive una estanflación?

Durante los últimos días el mundo económico comenzó a convivir con un término que podría graficar el presente y futuro de las finanzas nacionales; estanflación, un concepto que para Tomás Flores tendría una vigencia temporal en nuestro país. “Estanflación es un fenómeno económico afortunadamente poco visto, en donde la economía no crece y la inflación se mantiene alta, el ejemplo más claro es Argentina, país que en los últimos cinco años ha crecido 0,3% en promedio, es decir prácticamente nada, y la inflación se empina por sobre el 40% de promedio anual. Esa es una economía en estanflación sin crecimiento y con inflación crónica. En el caso de Chile vamos a pasar por un período como ese durante parte del segundo semestre de este año, pero ya en 2023 la inflación ya debería empezar a bajar, por lo que veo poco probable que ese fenómeno de estanflación se quede en Chile durante mucho tiempo”.

La condonación del CAE en plena recesión

La última Cuenta Pública del presidente Gabriel Boric ratificó la idea de su administración de reformular y avanzar hacia la condonación del Crédito con Aval del Estado (CAE), proyecto que choca con el incierto futuro del país. “Es muy difícil pensar en la condonación, dice el economista, por la magnitud involucrada. Asimismo, es un proyecto muy injusto, ya que efectivamente será muy difícil poder explicarle a una persona que no pudo entrar a la educación superior que va a tener que pagar con sus impuestos la cuota de una persona que probablemente tiene un ingreso de más de un millón de pesos, que es lo que muestran los estudios de los beneficiados por el CAE y que efectivamente hoy tiene ingresos por sobre el promedio de la población y que podría pagar ese crédito, permitiéndole a otros que a su vez pudieran acceder a la educación superior con ese mismo financiamiento”, concluye Tomás Flores, anticipando un incierto futuro para este proyecto de La Moneda.

Cápsulas Constitucionales

Suscríbete a nuestro newsletter

NewsLetter

Recibirás la información del mejor diario digital del país.

Completa este formulario de inscripción y recibirás nuestro newsletter




    * Todos los campos son requeridos.

    Un momento...

    Muchas gracias por suscribirte.

    Pronto empezarás a recibir en tu correo el NewsLetter de el Diario de la Educación.