POLÍTICA


José Miguel Cabezas, académico del Centro de Investigación en Sociedad y Salud y del Doctorado en Políticas Públicas de la Universidad Mayor, asegura que ambos sectores reformaron sus estrategias en las últimas semanas, de cara al plebiscito de este domingo, pero considera que eso no cambia la intención de voto de quienes ya decidieron su opción.

A solo días del plebiscito de salida para Aprobar o Rechazar la propuesta de nueva Constitución, los chilenos se comienzan a preparar para acudir a las urnas, en la recta final del proceso que culmina este jueves con los cierres de campaña, y en medio de las polémicas que se han conocido últimamente.

Para analizar las estrategias que han implementado ambos sectores y cómo eso puede influir en el voto de las personas este domingo, es que el Diario de la Educación conversó con el académico del Centro de Investigación en Sociedad y Salud y del Doctorado en Políticas Públicas de la Universidad Mayor, José Miguel Cabezas, para ahondar en los posibles efectos.

Según el académico, ambos sectores cambiaron notablemente sus estrategias de campaña durante las últimas semanas y se reforzaron. “Desde el Rechazo, integraron a ex figuras clave de la ex Concertación, como Fuad Chahin y Andrés Velasco, y en términos de redes sociales, se disminuyó la viralización de noticias falsas y cuentas automatizadas. Mientras que del lado del Apruebo, se integró a la expresidenta Michelle Bachelet a la franja”, puntualizó.

Con estas modificaciones, Cabezas explicó que lo que buscan es llegar a un electorado específico, que aún no han definido su voto o acudir a las urnas. “Al incorporar a figuras de la ex Concertación están buscando a ese electorado que se ha visto representado, en parte, por el grupo de amarillos, pero que no está completamente convencido en salir abiertamente a votar Rechazo”, dijo.

Mientras que “en el caso del Apruebo, se apunta a reforzar esta misma voluntad, pero en mujeres principalmente, y mujeres mayores de 50 y 60 años”, detalló.

Según el académico, las tácticas que se puedan utilizar en la recta final de la campaña no cambiarán la intención de voto de aquellos que ya tomaron una decisión, pero sí pueden influir en el número de personas que acudan a sufragar.

Y en ese sentido, dijo que un buen número de votantes para el proceso podría estar en torno a los 9 ó 9.5 millones. “Cualquier valor sobre ese número es sin duda exitoso, independiente del resultado. Mientras más gente vote, simplemente gana la democracia”, manifestó.

Asimismo, y respecto de lo estrecho que puede llegar a ser el resultado, indicó que “me parece poco probable que la brecha sea de 10 a 12 puntos como han indicado las encuestas, creo que será menor que eso”, concluyó.

 

Cápsulas Constitucionales

Suscríbete a nuestro newsletter

NewsLetter

Recibirás la información del mejor diario digital del país.

Completa este formulario de inscripción y recibirás nuestro newsletter




    * Todos los campos son requeridos.

    Un momento...

    Muchas gracias por suscribirte.

    Pronto empezarás a recibir en tu correo el NewsLetter de el Diario de la Educación.