POLÍTICA


En tanto, desde la oposición criticaron que el Ejecutivo “quiere hacer solidaridad con las platas de los trabajadores”.

La presidenta de la Asociación de AFP, Alejandra Cox, definió como un “retroceso” el proyecto de reforma previsional presentado por el Ejecutivo, que considera el fin de las actuales administradoras de fondos previsionales.

“La reforma previsional propuesta por el Gobierno es un retroceso respecto a lo que espera la ciudadanía. Las personas han sido claras en señalar que desean mantener la libertad de elección y la capitalización individual para la nueva cotización, porque entienden que ese 6% les pertenece, que es producto de su trabajo y que, como tal, les permitirá aumentar su ahorro futuro”, manifestó la dirigenta.

En la misma línea, hizo ver que “recurrir a un ente público y único para la recaudación de cotizaciones, atención de público y pago de pensiones, no solo coarta la libertad de cada afiliado de decidir a quién le entrega sus futuros ahorros previsionales, sino que representa un cambio tan radical que siembra la duda sobre los criterios que se usarán para invertir los ahorros”.

“Una ideología que busca eliminar un sistema que ha aportado el 79% de la rentabilidad de los ahorros y plantea incertidumbre a más de 7 mil trabajadores y sus familias que trabajan día a día en el servicio y atención a los afiliados”, añadió.

“Solidaridad con las platas de los trabajadores”

En tanto, en la oposición también cuestionaron la propuesta detallada por el Presidente Gabriel Boric en cadena nacional.

El diputado RN Frank Sauerbaum, miembro de la comisión de Hacienda de la Cámara, junto con denunciar que “el Gobierno quiere hacer solidaridad con las platas de los trabajadores”, criticó la idea de utilizar un sistema de reparto.

“Nosotros pensamos que caer en este sistema de reparto, que ha sido fracasado en todo el mundo, es un despropósito. Creemos que la solidaridad hay que hacerla con impuestos generales, mejorando la Pensión Garantizada Universal (PGU), disminuyendo sus requisitos y también mejorándola, para que las mujeres puedan acceder a los 60 años y no a los 65 como establece la actual ley”, explicó.

A su vez, su par de la UDI, también integrante de la instancia parlamentaria, Guillermo Ramírez, si bien dijo compartir aspectos como “crear algún mecanismo para ayudar a las mujeres y personas que tienen lagunas previsionales”, enfatizó que es “completamente injusto y contrario a lo que quieren los chilenos: que la cotización adicional que va a pagar cada trabajador no vaya a sus cuentas personales, sino que vaya a un fondo de reparto”.

“Para nosotros ese es un tema que no vamos a permitir que prospere, porque la solidaridad se tiene que hacer con la PGU, con los fondos generales de la nación, porque ahí los que tienen más, pagan más. Esa es la verdadera solidaridad. No se hace solidaridad con la clase media, con los ahorros de su trabajo”, recalcó.

 

Cápsulas Constitucionales

Suscríbete a nuestro newsletter

NewsLetter

Recibirás la información del mejor diario digital del país.

Completa este formulario de inscripción y recibirás nuestro newsletter




    * Todos los campos son requeridos.

    Un momento...

    Muchas gracias por suscribirte.

    Pronto empezarás a recibir en tu correo el NewsLetter de el Diario de la Educación.