POLÍTICA


Cristóbal Urruticoechea aseveró que "hay múltiples formas de salvar la vida que se engendra dentro del vientre de una mujer que ha sido violada, tal vez una de las causales con más lógica para algunos. Al violador todas las penas que existen y más, pero al inocente, vida. Por lo demás, una mujer que ha sido violada y aborta no se 'desviola' ni física ni moralmente".

Los diputados republicanos Cristóbal Urruticoechea y Harry Jürgensen hicieron un llamado a terminar con la “cultura de la muerte” y respetar el derecho a la vida, presentando un proyecto que deroga el aborto.

Urruticoechea argumentó que “en un país en donde se condena la violencia es contradictorio que se permita el uso de ésta, de la manera más brutal y despiadada en donde además el violentado termina asesinado siempre. Convirtiendo un supuesto acto de libertad en un crimen”.

El parlamentario del Distrito 21, Región del Biobío, enfatizó que no hay razón alguna para permitir el aborto en Chile, ni en una o tres causales. “Hay múltiples formas de salvar la vida que se engendra dentro del vientre de una mujer que ha sido violada, tal vez una de las causales con más lógica para algunos. Al violador todas las penas que existen y más, pero al inocente, vida. Por lo demás, una mujer que ha sido violada y aborta no se ‘desviola’ ni física ni moralmente”, aseveró.

“Debemos procurar respetar la vida del que está por nacer siempre. Es un ser único, con características únicas completamente vulnerable ante ‘la ley de Herodes’”, sostuvo el legislador.

Por su parte, Jürgensen, representante del Distrito 25, Región de Los Lagos, sostuvo que en Chile se ha “pretendido instalar la cultura de la muerte y la idea de que la vida es desechable si no nos es útil o conveniente, así han promovido la eutanasia y avanza el aborto. En ese sentido, nosotros promovemos una cultura de vida, y es por esto que presentamos este proyecto de ley, para devolverle la protección a la vida de los no nacidos”.

Explicó que en caso de inviabilidad y peligro para la vida de la madre, “la práctica ética de la medicina permite la interrupción del embarazo, por lo que no se requiere una ley de aborto para aquello, mientras que para el caso de la violación, creemos que lo que se requiere es acompañamiento a esa futura madre que fue víctima de algo muy terrible”.

 

Cápsulas Constitucionales

Suscríbete a nuestro newsletter

NewsLetter

Recibirás la información del mejor diario digital del país.

Completa este formulario de inscripción y recibirás nuestro newsletter




    * Todos los campos son requeridos.

    Un momento...

    Muchas gracias por suscribirte.

    Pronto empezarás a recibir en tu correo el NewsLetter de el Diario de la Educación.